sábado, 19 de enero de 2013

68) Concierto del grupo musical Lacrimosa.


18 de enero del 2013, Madrid.                        
1) Pocos meses antes, estando yo en Ecuador, mi amigo Iván Guerrero, me mostró la música de Lacrimosa (grupo famoso internacionalmente). En ese momento no me gustaba, pues yo decía, que me daba como miedo. Iván me dijo que no debía tener miedo a la música. Entonces me di cuenta que era verdad, pues sólo a Dios he de temer. Empecé a escuchar la música sin miedo, y me pareció de gran calidad.
2) Hace unos pocos días llegué a Madrid, y busqué si por casualidad el grupo Lacrimosa actuaría pronto en Madrid. Y casualmente iban a actuar en la semana siguiente. Es de destacar que este grupo, que es alemán, no vino a España desde hacía como 2 años.
3) Fui al concierto con mi amigo Luis Troconis. Y este, al ver mucha gente frente al escenario le pareció que estaban sentados. Y lo curioso es que aunque llegamos de los últimos y el espacio frente al escenario estaba lleno: pudimos colocarnos junto al escenario, siendo yo de los más cercanos al grupo musical; y además, estuvimos sentados allí. Creo que éramos sólo 3 sentados entre cientos de espectadores. Es decir, lo que vio Luis de gente sentada, parecía como una visión profética de dónde estaríamos.
4) En el concierto hubo un momento en que orando algo me decía que amara a los del grupo, y así al instante me sentí como si les viera a los del grupo como hijitos míos amados.
5) Al momento, el cantante principal, Tilo, hizo algo que no hizo en el resto del concierto, se acercó cantando junto a donde yo estaba. Estuvo ahí como varios minutos hasta que yo me preocupé por hacerme fotos mirando yo a otro lado, y entonces él se retiró.
6) Uno de los guitarras tenía los ojos como en blanco, y antes de orar me desagradó, pero al orar le miré a los ojos con amor de padre, y él me miró muy contento y animado, y al momento se le pusieron bien los ojos durante el resto del tiempo.
7) Al terminar el concierto, este guitarra al verme me dijo que él me vio en el concierto (a pesar de haber cientos de personas) y al hacerme una foto con él me dio un abrazo tierno, como de hijo a papá apoyando su cabeza sobre la mía.
8) También al orar entendí que debía decir a Tilo que ellos tocarían en el Cielo. Y así, minutos después, tuve la oportunidad de hablar con Tilo, a pesar de la prisa con que él salía y la gente alrededor, y le conté lo del Cielo y él sorprendido y alegre dijo: “Oh, ,Wow, I like!” (¡oh, Guau, me gusta!).
-----------
Conclusión: El Creador de Todo está interesado y amando a la gente en cualquier grupo musical.
---------
Petición: que no temamos a la música ni a nada. Y tengamos paz y Amor y las Fuerzas del Creador de todo para hacer lo que queramos y debamos.

1 comentario:

  1. Muy bueno, Carlos. Muchas gracias por compartirlo. Un abrazo! Luis T.

    ResponderEliminar