sábado, 14 de enero de 2017

100) ¿Resucitó la anciana?

7 de enero del 2017. Campello, Alicante.        

1.-  Anoche, día de Reyes, en una iglesia en Benidorm, poco después de comer la santa cena, el sacerdote pidió que cantáramos con fuerza y alegría un villancico, pues ya hasta el año que viene ya no se cantarían más villancicos en esa iglesia.  Hice caso y canté muy alegre y con fuerza, entonces algunas señoras mayores al verme cantando tan alegre, se alegraron y al pasar junto a mi me tocaron mi mano derecha con sus manos con mucho cariño.
Esto que cuento de que tocaron con cariño y alegría mi mano, tiene que ver con algo del resto de la historia.

2.- Esta mañana al despertarme sentí un gozo y alegría inmenso que no entendía de qué venía, entonces pensé que sería tal vez por lo que me pasó en Benidorm.
Poco después bajé al portal para escribir un mensaje por teléfono al grupo musical de humor en que participo.
Al momento, allí junto al portal, vi que una anciana acababa de caer al suelo y estaba tumbada sobre su brazo izquierdo. (Y poco después ella perdería por segunda vez sus fuerzas como luego contaré).
Entonces cuando vi que ella acababa de caer al suelo me acerqué corriendo a ayudarla mientras ella, con voz baja, pedía ayuda.
Junto a otra persona (creo que sería su marido), ayudamos a ella a levantarla suavemente, pero se le doblaban las piernas a la anciana pues ella no tenía fuerzas, y la sentamos en un banco que había ahí al lado.
Entonces dije por fe a la anciana y a esa otra persona  una frase que está en la Biblia: "todo sirve para bien".
Y al instante ocurrió algo que asustó a la gente alrededor: la mujer que dejamos sentada perdió súbitamente las fuerzas en su cuerpo y los ojos se le quedaron totalmente en blanco (esta es esa segunda vez que ella perdía sus fuerzas). Entonces una vecina que estaba allí dijo que la anciana no respiraba y había muerto. Yo también entendí que la anciana había muerto.
Entonces la otra persona y yo comenzamos a dar suaves golpes a la anciana en el pecho y en la espalda, a la altura del corazón, para intentar que volviera a respirar. Pero ella no reaccionaba. La vecina repitió que había muerto.
Entonces la gente alrededor decían de llamar a la ambulancia. Llamé por teléfono móvil a urgencias para que viniera una ambulancia...

3.- Ya habían pasado varios minutos desde que a la anciana no se le veía respirar.
Entonces, algo dentro de mi, con el Espíritu que dije lo de la Biblia, me inspiró y me acerqué a la anciana y con amor y paz, toqué su brazo derecho con mi mano derecha y dije a ella "vive, vive, vive".

4.- Creo recordar que yo sentía en ese momento como que una suave fuerza de amor pasaba de mi mano hacia la anciana. Y seguí repitiendo por fe "vive vive vive" y lo repetía para que lo oyera esa vecina quien aún ella seguía repitiendo que había muerto, de modo que yo sentía por dentro que esa vecina iba a ver como la anciana iba a vivir.

5.- Y al instante hubo sorpresa, pues la anciana comenzó a respirar con fuerza, y sus ojos se veían con mucha vida.

.......

6.- Al momento, me llamaron por el teléfono los de la ambulancia y me dijeron que preguntara a la anciana cómo se sentía, 
Le pregunté cómo se sentía y ella respondió con una bella sonrisa que se sentía bien.
Al rato llegaron los de la ambulancia, y la anciana se levantó y caminó y le acompañamos hacia la ambulancia.

7.- Entonces, dije a los de la ambulancia sobre qué brazo había caído la anciana por si tenía ella alguna fractura o algún daño. Y entonces sentí que ya me tenía que ir y me fui.

8.- Al momento me encontré con al padre de un amigo, quien iba con una señora. Y les conté el testimonio. Y sorprendida esta señora, me dijo que ella trabaja de auxiliar de clínica, y que ha visto en su trabajo, los síntomas que le describí de cómo la anciana dejó de respirar y que eran los comunes de alguien que acababa de morir y dijo que el hecho de que la anciana comenzara a respirar era un milagro.

9.- Días después consulté con médicos amigos para contrastar opiniones y no negaron que podría ser resurrección.
A continuación dejo escrito una de esas opiniones, la opinión que menos considera que fuera milagro, y fue de mi amiga médico, Raquel, quien amablemente me respondió por escrito al teléfono lo siguiente:
“Es imposible saber a ciencia cierta lo que le ocurrió a la señora (anciana) pero hay varias posibilidades naturales: hipoglucemia, crisis comicial, alguna arritmia...lo más probable, siendo mayor, es un accidente isquémico transitorio. No creo que llegara a pararse del todo el corazón, aunque habría que haberlo comprobado en el momento. En todo caso, no dudo que Dios te usó para ayudarla igualmente. Y la verdad completa no la tendremos nunca a este lado de la eternidad. No obstante, la ayuda y la buena intención son más importantes que si hubo o no milagro ¿no crees? Sin ayuda ¿dónde estaría esa anciana ahora?.
…………
Conclusión: Puede ser más fácil ayudar a otros si estamos alegres y con Fe. Y hay algo más importante que los milagros: el amor. El Espíritu de la Biblia es de amor y da vida para salvarnos de la muerte eterna.

Oración: Que amemos y recibamos de la Vida Eterna que eres tú, Señor Jesús.

miércoles, 16 de noviembre de 2016

99) La luna llena más grande en décadas

13    Noviembre 2016. Toledo y Madrid.        
1). Este día de domingo, después de un Retiro cristiano en Toledo, al atardecer, yo dudaba si debía volver a Madrid o ir hacia el pueblo de Noblejas. “Algo” me decía que fuera hacia el pueblo y prontamente.
Entonces prontamente tomé el coche y me dirigí hacia ese pueblo. El camino es hacia el Este, atravesando campos.
Cuando comenzaba a circular por la carretera, tenía prácticamente todo el rato, a la vista, el horizonte frente a mí. Me sorprendí al ver que acababa de salir la más grande luna que nunca antes recuerdo haber visto. Realmente bella. Era prácticamente llena. Era la luna anterior a luna llena. Y me sorprendió al saber que precisamente esa luna llena era la más grande que se podía ver desde los últimos 70 años.
2). También era hermoso ver detrás de mi, al Oeste, a través del espejo retrovisor, cómo se ponía el sol. Viendo cómo coincidía la salida de la luna con la puesta del sol y en direcciones opuestas.
3). Horas después, al amanecer del día siguiente (14 de Noviembre), allí en Noblejas, al despertarme me levanté y miré hacia el horizonte al Oeste, para ver ahora cómo se pondría la luna en la dirección donde horas antes se puso el Sol. Era oficialmente el día de la Luna llena más grande en los últimos 70 años. La puesta de la luna también fue hermosa, aunque no me pareció tanto como su salida, quizá porque ya no me sorprendió, pues sabía que iba a ser grande.
Era la primera vez que recuerdo haberme fijado en la puesta de la luna, pues muchas veces me había fijado en su salida (sobre el mar).
4). Comprobé que efectivamente también cuando se pone la luna llena (en el Oeste), coincide con la salida del sol en la dirección opuesta (por el Este). Pude así entender algo mejor la Maravilla de este Universo: que pareciere que la luna y el sol se persiguen y a veces se encuentran (en los eclipses) como si fuera una grandiosa, lenta y bella “Danza”.
Como la “danza” de las manillas del reloj.
5). Al siguiente anochecer, aún en el 14 de Noviembre, ya en Madrid, hablé por teléfono con  mis amigos Luis de Venezuela y Jhoni de Ecuador, y me dijeron que iban al Parque del Retiro de Madrid para hacer deporte junto al monumento al Ángel caído (monumento que simboliza la destrucción del mal). Y al yo recordar que en unos minutos iba a salir la luna llena (pues la de ayer era la luna casi llena) entonces les dije que allí nos veríamos en unos minutos y en particular para contemplar la salida de la Luna. Antes de salir yo de mi casa, calculé hacia qué dirección exacta deberíamos observar, desde ese monumento, para ver la salida de la luna. Según mi cálculo aproximado sería observando hacia la calle paseo Uruguay, que comienza desde ese monumento.
Poco tiempo después, los tres nos encontramos donde dijimos, y nos pusimos a observar en dirección a donde consideraba que saldría la luna. Allí estábamos esperando, y al cabo de unos minutos, efectivamente se vio aparecer, hermosa,  la mayor luna en esos 70 años, justo al final de esa calle.
Con la ayuda de la perspectiva de la calle y la referencia de un edificio al fondo, la torre del Retiro, se pudo apreciar enorme la esfera de la luna y también su inclinación a medida que ascendía la luna por referencia a dicha torre.
6). Bastante gente se paró a verlo allí. Y expliqué a mis amigos entonces el simbolismo del lugar: frente a nosotros, hacia el Este, veíamos la salida de la luna, cuya luz es del reflejo del sol. Y detrás de nosotros, al Oeste, se veía el  resplandor del Sol que acababa de bajar del horizonte. Y en medio, entre la luna y el sol, a escasos metros de nosotros, veíamos el monumento que representa la caída del ángel, en concreto, la caída desde lo alto, desde “la Luz del Cielo”. Era curioso que detrás de ese monumento, veíamos precisamente la puesta o “caída” del sol.
7). Al entender lo interesante del momento sentí mucho ánimo y comencé a decir, con voz alegre y hacia la gente alrededor, que Dios es luz.
8). Unas horas después, de madrugada, cuando pasaba la luz de luna por los ojos de mi madre que dormía, y como yo sabía que ella quería ver esa luna y no pudo antes verlo, la desperté para que lo viera. Ella al abrir los ojos, lo primero que vio fue esa luna llena, y se sonrió al instante y dijo que qué bonito y glorificó con palabras a Dios. 
9). Horas después, abrí la Biblia y me sorprendí de la coincidencia del pasaje que me tocaba leer este día: Justamente mi pasaje comenzaba con Génesis 1. 14: “Dijo Dios: haya luceros ((luna y sol)) en el firmamento celeste, para separar el día de la noche, y sirvan de señales para solemnidades, días y años”
También me di cuenta por primera vez, que esa Biblia dice que esos luceros sirvan para “solemnidades”. Aunque alguna traducción dice en vez de solemnidades: “fiestas” y otras traducciones dicen: “fechas especiales” y otras dicen “estaciones”.  
En Salmos 81.3(4) dice “tocad trompeta en el tiempo de la luna nueva, de la luna llena, en el día de nuestra fiesta solemne”
Ó en Ezequiel 46. 3 dice “…adorará el pueblo de la tierra delante del Señor, a la entrada de la puerta, en los días de reposo y en las lunas nuevas”.
Es decir, interpreto que el Señor creó el sol y la luna, con varios propósitos, entre ellos, alumbrar y señalar determinadas fiestas, como la pascua de resurrección. Por eso en algún momento de cada semana santa siempre hay luna llena, y para ello cada año esa festividad cambia de fecha para adaptarse a la luna en relación al sol. Cuando uno se pone el otro sale. Tal vez simbolizando que cuando se quita el mal entonces sale el bien y viceversa.
10). Me alegré al leer esto de la solemnidad en la Biblia al saber que cuando se vea la luna llena o nueva, pueda servir para ser un tiempo especial para homenajear al creador de la luna, y del Sol y del Universo
…….
Conclusión: La creación la ha creado muy bella el Creador y con mucho significado y sano simbolismo.
….

Oración: Que podamos disfrutar de la belleza que el Señor ha creado conforme a su perfecto plan y darle a Él la gloria que se merece, y hacerlo con alegría y paz.

martes, 7 de junio de 2016

98) ¡Qué guapa!.

-Lunes de Pentecostés: Mayo 1993. El Rocío, Huelva.       

1)      Fui con mi amigo Norman a ver la festividad de Pentecostés al Rocío.
Pues en el Rocío se festeja de una forma espectacular, creo que como en ningún otro lugar  del mundo.
En la festividad se conmemora la venida del Espíritu Santo a los hombres, simbolizando la Unidad entre la gente.
Es una romería de las más multitudinarias del mundo. El pueblo del Rocío es pequeño, de unos 1.000 habitantes, pero este día, por la festividad, había según cálculos, más de 1.000.000 de personas.
2)      Estábamos en la iglesia cuando el momento más especial de sacar el “sin pecado”, y había tanta gente dentro de la iglesia, que creí varias veces, realmente que iba a morir por aplastamiento. Incluso sacaban a gente, que me parecían desmayadas, levantadas por encima de las cabezas,  desplazadas con los dedos de las manos. Esto era algo insólito para mí.
3)      Pensé: ¡Tanta gente y con tanta emoción por esta Virgen del Rocío! ¿Qué es esto?
Algo que me gusta en especial, es que en las manos de la imagen, está esculpido algo que representa a lo que es más importante, Jesús; Es decir en el centro de la escultura, entre las manos de la virgen María está representado al niño Jesús.
Yo más que la virgen del Rocío lo llamaría, Jesús niño entre las manos de su madre. Es como si en la escultura se representara que María está mostrando que El Camino a lo más importante es su hijo Jesús.
4)      Mucha gente agolpada, que miraba a la escultura de la virgen con el niño, con gran ánimo decían con gran voz:   ¡Guapa!
Con esto, yo dije a Norman que a mí no me parecía guapa la cara de esa imagen, sino más bien lo contrario, que me parecía una cara fea pero… minutos después, algo me sorprendió enormemente, pues al ver esa cara, de repente, vi un rostro tan sumamente bello, tan increíblemente luminoso en belleza, que espontáneamente exclamé a gran voz: “¡¡¡QUÉ GUAPA!!!.

5)      No sé qué ocurrió. Realmente era un rostro guapísimo como nunca antes vi algo parecido. No sé si sería por reflejo del Sol, o que en esa imagen está representado el Niño Jesús en los brazos de su madre la virgen del Rocío, y quizá ambos rostros se acercaran y sumaran la belleza infinita que representa Jesús.

6)      Pocos momentos después, otra cosa sorprendente ocurrió. Observaba que solamente a los niños pequeños les dejaban acercarse a tocar la imagen de la virgen, y que los jóvenes del pueblo de Almonte defendían, con enorme fuerza de sus brazos, para que nadie tocara a la imagen excepto esos niños. Los acercaban a estos pequeños, llevándolos sobre las manos, por encima del gentío.
Entonces pensé que Jesús dijo que tenemos que ser como niños, y le dije a Norman: “Si los niños pueden tocar a la virgen, yo también quiero tocarla ahora”. Pero pensé, con cierta tristeza, que era imposible, pues tanta gente había alrededor de la imagen, y tan defendida estaba para que nadie la tocara, que nunca podría acercarme en esa situación. Estábamos como a unos 20 metros de distancia de la imagen de la virgen rodeados de muchísima gente que miraban hacia ella.
Al momento algo increíble ocurrió.
Debido a tanta gente empujando hacia el trono con la imagen, este trono comenzó a caer hacia el suelo, y de pronto algunas personas se apartaron, formándose un espacio libre, algo extraño estando la gente tan agolpada, y ese espacio curiosamente era un camino que iba desde el trono con la virgen hasta donde yo estaba.

7)      No podía yo creer lo que estaba viendo con mis propios ojos: ¡un camino sin gente en medio de un gentío que se agolpaba, y veía al final de ese camino la imagen de aquella virgen del Rocío, frente a mi, a unos 20 metros, y no había ninguna persona entre ella y yo, la gente se apartaba formando ese camino, con un ancho libre de 1 a 2 metros, que terminaba en mi!.
Pensé: ¡¿Cómo es posible que con tanta gente apretada aquí en este instante, se haya formado de pronto este camino?!.
8)     También me sorprendió mucho, que ese camino, que debía durar tan solo una fracción de un segundo hasta que la gente se volviera a apretar hacia la virgen, estaba durando varios segundos. Incluso dio tiempo a que Norman me hablara sobre este camino… me dijo: “¿no querías tocar a la virgen, aquí es tu momento?”
(Este camino abierto, me hace recordar a cómo se abrió el Mar Rojo para que el pueblo de Israel pasara.)
9)      Pensé que, como era tan increíble todo esto, que tal vez es que Dios me escuchó lo que pensé y dije, de que si los niños tocan a la virgen yo también: Entonces, sin pensarlo más, corrí hacia la virgen en medio de ese camino de gente, y… ¡lo conseguí!. Pude tocar y tan contento el trono de la virgen, y aún corriendo entre ese gentío, no choqué  ni toqué a ninguna persona de entre tanta multitud apretujada. Me parecía una serie de milagros.
¡Qué alegría haber hecho lo que me pareció imposible!.
10)  Al instante algunos jóvenes de Almonte, que estaban junto al trono con la virgen,  al ver lo que hice, se enojaron conmigo tremendamente, como si yo hubiera hecho algo terrible, como si hubiera manchado lo que ellos mantenían con todo esfuerzo limpísimo.
Entonces, al momento, de una forma divertida se calmó todo ese enojo de la siguiente forma: Me recuerda algo a lo que hizo el Rey David, de la Biblia, que se hizo pasar por loco, incluso dejando caer la saliva sobre su barba, para salvarse de una amenaza (1 Samuel 21 14), me lo recuerda porque cuando vi a esos jóvenes tan enojados, entonces para calmarlos fingí ser como un loco inocente, moviendo mis manos y mi cabeza y como dejando caer la saliva de mi boca, y al momento una persona cerca dijo: “déjalo, no sabe lo que ha hecho”. Y quedaron todos tranquilos, y yo además tan satisfecho y gozoso.
11)  Después pensé en todo esto. ¿Por qué vi esa belleza en la cara de la representación de la madre de Jesús justo cuando yo decía que no era bella? Ó ¿cómo fue que coincidió abrirse ese camino entre tanta gente tan agolpada, al poco tiempo de yo pensar que no había camino para poder tocarla como un niño?.
…..
Conclusión: Cuando queremos hacernos como niños, es como humillarnos, que parece entonces moverse los “cables” del “Universo”, y nos ensalza de algún modo (Lucas 14.11), dando gozo como el de niños, y así tal vez ayuda a poder realizar nuestros sueños aunque parezcan imposibles. Y la idea de la madre de Jesús parece un magnífico camino para ir directo a Jesús.
¿Podría ser que el Espíritu de María (que su Espíritu no muere) a través del Santo Espíritu oyera mi deseo de ser como niño para acercarme a ella, y ella pidiera a su Hijo Jesús el Todopoderoso, para que se formara ese camino y pudiera ver algo de la Belleza de un rostro que Mira hacia el Cielo hacia Jesús, con solo objetivo de alabar y adorar a Dios?.
….

Oración: Que seamos como ese niño que Jesucristo dijo que seamos, y lo seamos en el futuro, según la Voluntad de Dios. Que todos vayamos al Cielo.

lunes, 30 de mayo de 2016

97) Encuentro sobrenatural para evitar un mal.

29 de mayo del 2016, Madrid           
Hoy, domingo, me dijo mi madre que le dijera a Valerio que nos entregara las llaves del alquiler en la casa de mi madre, pues ya había terminado su tiempo de alquiler.
Él, en ese momento, estaba de viaje, y yo creía que él no volvería hasta mañana. Entonces pensé llamarle mañana, antes de que él llegara a Madrid.
Lo que yo no sabía es que esta tarde de domingo él volvía a Madrid y que además él tenía pensado entrar con la llave a casa sin avisar, pues inocentemente él pensaba que estaba alquilado aún.
Si hubiera ocurrido así, es decir, que él hubiera entrado con la llave a la casa sin avisar, esto hubiera sido un problema, pues sería un disgusto importante a mi madre, pues Valerio anoche entró sin avisar y ya eso disgustó a mi madre pues ella se asustó pues no esperaba a nadie entrar que no fueran sus hijos.
Algunas curiosidades ocurrieron, y pude avisar a tiempo a Valerio de una forma sorprendente. Lo cuanto a continuación:
Esta tarde, fui a la iglesia, y me sentía algo triste, y no tanto porque perdió anoche el equipo de fútbol que yo quería que ganara, el Atleti de Madrid, por ser el equipo de mi padre y porque era un partido muy importante, y como digo no tanto por eso estaba triste sino más bien porque una amiga me dijo esta mañana que ella me veía los últimos meses triste.
En esos momentos al terminar la misa, pensé, creo que por primera vez en mi vida, que desde ese momento yo ya no iba a buscar o llamar a amigos, y que si alguno quiere verme que me llame o me avise.
Al momento sentí que debía ir a la estación del tren para ir a la catedral, pues hoy es Corpus Cristi y había habido una importante celebración en la catedral.
Y estando en la estación me senté en el andén esperando mi tren, que tenía que llegar en unos minutos  enfrente de mí. Y al llegar el tren me extrañe un poco pues era otro tren que venía desde Jaén. Y cuando paró ese tren vi que dentro del tren estaba de pié alguien que me sorprendió: era…el mismo Valerio.
Lo veía y no podía creer que fuera él, pues tenía yo que hablar precisamente con él sobre las llaves antes de que él fuera a casa, y entendía que él iba ahora a casa sin avisar.
Al momento, al salir él del tren me dijo sorprendido de que precisamente él acababa de hablar de mi a otra persona.   

Hay que decir que por teléfono no le hubiere podido avisar, entre otras cosas, como he dicho, porque no pensaba llamarle hasta mañana, y otra cosa, porque él no suele coger el teléfono en especial cuando ya está volviendo hacia la casa de mi madre.
…………
Conclusión: Es posible que cuando tenemos que ver a alguna persona para evitar un mal, el Creador del Universo ayuda para que se vea de un modo u otro a esa persona.
……
Oración: Creador del Universo que hagamos para evitar el mal conforme a tu Voluntad, y para paz de todos.

96) Iglesia turística y elevar el Pan Consagrado.

27    mayo 2016, (Toledo) Madrid.   
1.      Ayer en Toledo, Jueves del Corpus Cristi, antes de la procesión, estaba yo en la Catedral, en una misa tradicional antigua, en Rito Hispano Mozárabe. Vi que entregaban cuadernitos de cantos, fui a por uno y justo ya no quedaban más. Al rato, sin decir yo nada, una mujer sentada junto a mi, abrió su bolso y me regaló uno de esos cuadernitos, y le dije que precisamente buscaba uno de ellos y que creía que esto era como regalo de Dios y ella sonrió confirmándolo con hermoso aspecto de seguridad. Me sorprendió tal expresión de seguridad. Hasta creí que el Espíritu Santo le inspiró a tener ese cuadernito extra.

2.      Después, durante la misa vi algo que nunca antes lo había visto, y era algo que llevaba años pensando cómo solucionar. Pues pensaba cómo solucionar el poder dar el pan y el vino a la vez, de forma fácil, con un sacerdote solo. Lo que vi es que en la bandeja donde tienen el Pan Consagrado, en medio hay una pequeña copa con el vino, y cada vez que se va a dar dicho, Pan, entonces lo moja el sacerdote en ese vino. Me pareció algo muy hermoso.

3.      Minutos después, comenzaba la procesión desde el interior de la catedral, y lloré al ver  algo muy bello: la belleza física de la custodia de oro, donde dentro estaba el Pan Consagrado. Se llama custodia de Arfe, por ser Arfe el magnífico artista, que lo construyó hace siglos.

 Creo que es la tercera vez en mi vida que lloro de ver algo bello, y las 3 se relacionan, y estas son:
-una, al ver el interior de la basílica del Vaticano;
-dos, al tener yo una “visión” tridimensional de luces bellísimas en colores, en el momento que el sacerdote levantaba el Pan Consagrado (fue en la Iglesia de Santa Cruz, en una misa en Latín);
-y tres, ayer, con la mencionada custodia.
Es decir, las tres tienen relación directa con el Pan del Señor.
4.      Y también ayer allí le dije a Javier, amigo que es de allí y estudió en la Escuela de Arquitectura,  de visitar la iglesia de los Jesuitas pues es turístico. Y a causa de no tener tiempo, no pude, y le dije entonces que otro día con más tiempo lo visitaría. Y precisamente hoy, en Madrid, me dijo si le acompañaba a una iglesia a una misa, y sentí de decirle sí. Y esa iglesia estaba allí al lado y era casualmente de los Jesuítas.
5.      Él no lo había buscado por ser Jesuita si no por ser una iglesia donde tienen misa de la mas tarde en Madrid, a las 9pm.
6.    Esto tiene que ver con el tiempo, pues ayer en Toledo me faltó tiempo para ver lo que quería.
7.      Fuimos allí y al verla por dentro  me dijo Javier que era como la de Toledo. Con lo cual sentí cumplido lo que quería ayer de visitar la iglesia de Jesuitas de Toledo.
8.      Y minutos después vi que al Consagrarse el Pan, no lo levantaban hacia arriba, y como recordaba mi visión de las luces al levantar el Pan del Señor, entonces pensé que debía decir a Javier que tal vez yo debería escribir al Papa para que levantaran siempre ese Pan.
9.      Y curiosamente como 2 minutos después, cuando fui a comulgar allí, vi algo que nunca antes recuerdo haber visto: el sacerdote justo antes del darme la comunión, él levantó el Pan hacia arriba y yo hube de levantar los ojos como nunca antes para ver la Hostia Santa.
10.      Me sentí satisfecho, y pensé después que tal vez ya no hace falta escribir al Papa, pues ya se hace en toda iglesia, el levantar el Pan en la consagración o en la comunión, que puede ser igual de válido en un momento o en otro.
……
Conclusión: Parece confirmarse la importancia del Cuerpo de Cristo que se manifiesta en ese Pan de la Santa Cena. Comer ese Pan es recibir a Cristo física y espiritualmente. Confirma lo que Cristo dijo “El que no come mi carne no tiene vida eterna…” y refiriéndose al Pan en la Santa Cena dijo “esto ES mi Cuerpo”.
….
Oración:

Que veamos la realidad y verdad que se esconde en el Pan Consagrado para el bien de este Mundo.

martes, 29 de marzo de 2016

95) Una buena costumbre murciana de viernes santo

25 de marzo del 2016, Alicante.                
Hoy quería hacer una costumbre de Murcia, provincia de mi madre, que consiste en que el día como hoy, viernes santo, se visitan, en 7 iglesias, el lugar decorado donde está representado la mesa con el Pan y el Vino de la Santa Cena.
Estaba yo en la provincia de Alicante, y ya había visitado hoy 6 iglesias y dichos decorados y me acababa de enterar que en Alicante no hay esa costumbre como en Murcia, de modo que muchas iglesias no iban a estar abiertas.
Entonces cuando fui en busca de la iglesia número 7 y última, vi que estaba cerrada pues acababa de salir una procesión de esa iglesia. Era una iglesia preciosa de fachada Barroca, que aparece en muchos libros del arte del Barroco rococó.
Como estaba cerrada, entonces caminé por las calles buscando otra iglesia por donde yo creía que había otra iglesia:
-La primera que vi, no era católica sino Ortodoxa, y estaba cerrada.
-Continué andando y la siguiente en el camino tampoco era católica sino evangélica, que por cierto ya en otras ocasiones había estado allí, y en esta ocasión entré y había en ese momento una bella alabanza musical. Pensé si esta iglesia podía ser considerada la número 7, pero pensé que la tradición Murciana es visitar en concreto el lugar decorado donde se representa artísticamente el pan y el vino de la Santa Cena, y como esto creo que sólo lo hacen en las iglesias católicas, entonces continué buscando otra iglesia católica.
-Al rato encontré otra iglesia, la cual era Bautista, no católica con lo cual tampoco ahí estaba dicho decorado del Pan y Vino.
-Continué andando buscando y la siguiente que vi era Pentecostal, no católica, e igualmente sin dicho decorado.
-Continué andando y la siguiente que vi era de los testigos de Jehová, tampoco Católica.
-Continué buscando y estaba muy extrañado pues era muy raro que en España viera tantas iglesias seguidas no católicas y precisamente lo descubriera en esta situación.
-Y otra vez continué andando y buscando y lo siguiente que vi aún me sorprendió mas pues era un centro de los musulmanes, tampoco Católico.
-Y al fin poco después, encontré una católica pero estaba cerrada hasta el día siguiente.
-Entonces ya cansado volví en dirección a mi casa como algo decepcionado de no poder haber entrado a siete iglesias católicas ese día. Y en el camino ocurrió algo que me animó y cambió el rumbo de los acontecimientos:
-Escuché, en una iglesia que ya había estado ese día, una saeta que cantaba una mujer de Sevilla. Al momento hablé con ella y le dije que yo canté ayer una saeta en un balcón en la procesión de Campello. Entonces me pidió que yo cantara la saeta en ese momento para que ella lo escuchara y lo hice. Ella me dijo que lo hice bien y que lo podía mejorar si yo usara como referencia los tiempos musicales de los tanguillos, precisamente de la canción de una chirigota, la de “aquellos duros antiguos” que incluso ella un poco me cantó para mostrarme los ritmos. Me sorprendió mucho pues esa canción fue una base musical con la que nos presentamos este año en el concurso de chirigotas.
-Con esto, ya estaba yo más animado, entonces algo me decía por dentro de volver hacia aquella iglesia barroca, que conté hacia el principio, que estaba cerrada. Y al acercarme a sus puertas vi que estaban a punto de abrirlas, pues la procesión acababa de llegar a esa iglesia. Entonces vi algo que nunca antes había visto: Una bellísima e inmensa trompeta dorada, de unos 5 metros de larga, con ruedas, como si fuera un cañón pero de Paz, todo preciosamente decorado y con una corona hermosa en lo alto, sonó con fabulosa musicalidad, y con esto era señal para abrir las puertas.
-Quedé gratamente sobrecogido de pensar que la séptima de mi iglesia que quería visitar fue abierta sus puertas con tal bella ceremonia. Me imaginaba la belleza que debe ser la entrada al Cielo.
-Cuando iba a acercarme a las puertas, varios policías no me dejaban pasar. Ellos estaban como acordonando el lugar, pues sólo podía entrar la procesión. Y cuando terminó la procesión y ya los policías se fueron me acerqué a la puerta pero justo antes de entrar las cerraron sin dejar pasar al público.
Yo estaba algo perplejo. Al momento alguien abrió otra puerta al lado y pregunté si se podía entrar y dijeron que ya no, y les dije que yo quería hacer la costumbre de Murcia de ver 7 iglesias este día para ver dentro el decorado del Pan, y entonces al saber esto me dejaron pasar.
Y cuando conseguí al fin ver los 7 decorados de la Santa Cena, miré el reloj y me sorprendí que solo faltaba 1 minuto para terminar el viernes santo. O sea pude cumplir a tiempo, con esa costumbre o tradición, de una forma “como casual”.
Quedé muy satisfecho de este día, y había aprendido a abrir algo más mi mente. Hay costumbres buenas (1 cor. 15.33).

Conclusión: Parece que el Señor se divierte Feliz con nosotros cuando queremos mantener las costumbres que consideramos buenas. Y se nos abren las puertas si llamamos.
…….
Oración: Que mantengamos las buenas costumbres. 

viernes, 27 de noviembre de 2015

94) Tal vez, la más bella Aurora Boreal.

Invierno de 1997, Círculo Polar, Noruega).
Esta mañana de 27 de noviembre del 2015, estando aún en la cama para levantarme, me sentí inmensamente feliz. No entendía por qué. Tal vez la comida de ayer, o tal vez que hacía unos días tenía una nueva biblia. No sabía pero me vino entonces a la mente el recuerdo de aquella Aurora Boreal en Corona que vi hace unos 18 años. Y entonces pensé que debía escribirlo hoy en mi blog.
Antes de contar la historia de esa Aurora, puedo comentar que todo empezó cuando terminé mi tesis doctoral en ese invierno del 1997. Esa Tesis la hice por Fe, sobre un tema de arquitectura en relación con los templos Griegos.
Y esa Tesis comenzó cuando vi un mármol deformado en una puerta de un palacio Musulmán: La Alhambra de Granada.
Puesto que el haber realizado la tesis me costó mucho, unos siete años, a veces agotadores, entonces quería yo recompensarlo, con una especie de “premio”, por lo que me "regalaba" un viaje para ver las luces de las Auroras Boreales. Pues había oído que eran fenómenos de la Naturaleza muy bellos y nunca los había visto.
Días después viajé al norte de Europa, Finlandia, en búsqueda de esas luces, con mi amigo Norman, cuyo nombre curiosamente significa “hombre del norte”.
Norman trabajaba allí ayudando a gente necesitada.
Allí en el norte de Finlandia vimos algunas Auroras Boreales, pero a decir verdad, no me parecieron espectaculares pues parecían como simples nubes, con algo de luz, que se movían lentamente. Y a veces era difícil distinguirlas de simples nubes. 
Yo entonces estaba un poco decepcionado de esas Auroras Boreales que había visto, pero me dijeron que podían ser mucho más bellas. Había oído que en el norte de Noruega, en Tronso, dentro del círculo polar ártico, es uno de los mejores sitios para verlas, incluso hay allí un museo de Auroras Boreales lo cual prueba que es un buen sitio para avistarlas.
De modo que Norman y yo nos dirigimos hacia allá pero primeramente bajando hacia Suiza para que Norman pudiere visitar a su Padre que estaba anciano, pues me dijo Norman que tal vez fuera la última vez que pudiera ver a su padre.
Viajando hacia Suiza nos encontramos con una cristiana quien le comenté que yo buscaba Auroras Boreales, y ella al momento oró por nuestro viaje y pidió en la oración, que viéramos la más bella aurora boreal del mundo. Yo a eso respondí con ganas: Amén. Y lo creí en gran medida.
Al salir de Suiza subimos por Alemania. Y allí me desanimé y pensé si no valía la pena buscar más Auroras, y si ya debía volver a España, pero oraron por mi y me animaron a seguir hacia el norte.
De modo que comenzamos a subir al norte hacia el Círculo Polar, a Tronso.
La misma noche que llegamos a Tronso comenzaba en el Cielo a aparecer una Bellísima Aurora Boreal. La más bella que nunca antes había visto. Miles de veces más bella que las que antes vi. Incluso lo más bello que había visto con mis ojos en mi vida.
Incluso un joven de allí de Tronso nos dijo que él nunca antes había visto tan bella Auroa Boreal, a pesar de él haber vivido siempre en ese lugar famoso por dichas Auroras.
Me sorprendió la coincidencia que nada mas llegar nosotros veíamos lo que gente de allí era la primera vez que veía.
Describo ahora esa Aurora: Al entrar a la habitación del Hotel miré por la ventana y vi en el Cielo, surgiendo desde el horizonte, una línea blanca de luz intensa totalmente recta y que iba lentamente avanzando hacia el otro extremo del horizonte. Eso era diferente a lo que antes había visto, pues las anteriores auroras que vi eran como humo o nube, pero esto era totalmente rectilíneo e intensamente luminoso.
Entonces, al momento salimos del hotel y caminamos buscando la zona alta para verlo mejor. Y al llegar a lo alto había una pequeña capilla con la cruz en lo alto.  Había mucha nieve. Unos 2 metros de altura de nieve. Allí nos quedamos. No supe hasta meses después que ese sitio era precisamente un cementerio. No lo pudimos saber en esa noche de invierno pues las tumbas estaban precisamente “sepultadas” por la nieve.
Entonces miramos hacia el Cielo y vimos que la línea recta de luz ya tocaba el otro extremo del horizonte. Era como si el cielo de la noche estuviera dividido en dos partes a través de esa línea la cual pasaba sobre nuestras cabezas.
Después esa línea empezó a transformarse en extraños movimientos como en tres líneas de luz que se entrelazaban como a modo de una trenza, y todo esto en movimientos de giro que casi asustaba.
Esa trenza de luz iba de lado a lado en el Cielo, y de ella comenzaban a descender como dedos moviéndose y formándose como columnas de cristal.
Al momento surgieron cientos de inmensas columnas de luz en colores suaves que estaban una detrás de otra flotando en el cielo. Cada columna aparentaba tener de tamaño como 10 kilómetros de alta, con un diámetro de unos 500 metros. Terriblemente grandes. Y formaron como una procesión de columnas desplazándose y formando como un tremendo e inmenso círculo en el cielo como de 40 kilómetros de diámetro. Todo esto estaría como a unos 10 kilómetros justo sobre nosotros. Ese tremendo círculo giraba.
De vez en cuando cada unos 15 segundos descendía una de esas columnas hacia la tierra lentamente y cuando parecía que iba a tocar la tierra, entonces de nuevo lentamente subía.
Esto nos aterrorizaba pues parecía que alguna de esas enormes columnas podría aplastarnos.
A los pocos minutos se dividió en 3 tremendos círculos de 40, 30 y 20km de diámetro, a modo de inmensísima corona. Por eso se llama corona de aurora Boreal cuando ocurre esto.
Esa terrible corona bellísima y resplandeciente estaba sobre nosotros, y diría que la cruz de la capilla se dejaba ver entre esa corona.
Todo estaba en movimiento. Era como una alucinante danza. Como la más bella melodía sin sonido. Cada vez la danza iba creciendo en belleza.
Algunas de esas fabulosas columnas estaban especialmente luminosas durante un instante y pasaba su luz a la columna contigua y así sucesivamente.
Era apoteósico la belleza, y cuando estaba al máximo de esplendor, como media hora después de comenzar, entonces todo en un instante desapareció. Quedó el cielo limpio viéndose las estrellas como si nada hubiera pasado.
Durante otra media hora después no pude hablar. Igual Norman.
Antes de ver esa Aurora, no quería separarme de mi amigo Norman que era mi mejor amigo. Pero al rato de terminar de ver esa Aurora, me di cuenta que ya no me importaba perder la amistad con Norman. Era como que había visto lo más hermoso que pudiera ver en esta Tierra, y que todo lo demás no tenía ya importancia.
Dos días después llegué a España, y durante este recorrido ya en España, me sorprendió que al ver la común sombra de unos árboles en el campo, pensé ¡qué hermoso es esto! ¡tan hermoso como la más bella Aurora Boreal!
……..
Conclusión: A veces estamos viajando en nuestra vida buscando algo, lo más hermoso, y resulta que lo más hermoso está igualmente en donde estamos, en los detalles pequeños como en una simple sombra de la Luz. Y la ayuda de oraciones es bueno para descubrir la belleza que nos rodea.
…….

Oración: Que no perdamos la consciencia de la belleza de lo que tenemos junto a nosotros y que quien quiera ore para que todos podamos ver lo bueno que hay alrededor y no haya guerras ni tanta maldad.