lunes, 16 de abril de 2018

108) Nieve y extrañas luces que ayudan

11 de abril del 2018, Sierra Nevada (Granada)        
Hoy había mucha nieve en Sierra Nevada. Me invitó allí mi amigo Martin de Londres para ir con la tabla de Nieve.
Su coche estaba aparcado y atrapado en la nieve. Estuvimos como una hora con la pala sacando la nieve para poder sacar el vehículo. Pero después, Martin, al intentar arrancar el motor dijo que no funcionaba pues se había dejado, por error, la luz del coche encendida toda la noche.
Caminamos a un taller y pedimos una grúa. Su conductor me pidió que yo entrara en la grúa para indicarle el camino al coche de Martin. Durante el trayecto él me dijo que le dolía bastante el cuello desde hacía días. En ese momento le dije que yo iba a pedir a Dios en ese momento para que se le curara. Oré y al instante él me dijo que se había curado y que él tenía una hija enferma y agradecía que yo orara por ella. Él habló después con su hija por teléfono y le dijo a ella que yo era como un mago y que yo le podía curar a ella. Y en ese teléfono canté grabando una canción a ella para animarla. Lo cual él agradeció y nos hizo un precio muy especial por sacar el coche de la nieve.
Cuando llegamos con la grúa al coche de Martin, el de la grúa puso cadenas al coche. Y aún con cadenas el coche patinaba en la calle contigua pues era muy inclinada.
Pregunté a Martin si yo podía conducir su coche sobre tanta nieve pues nunca antes yo lo había hecho. Él dijo que no porque yo no tenía seguro de ese coche. El no poder conducir su coche sobre esa nieve me entristeció un poquito, pero, al momento el conductor de la grúa sin haber oído esta conversación me dijo que ¡yo condujera la grúa! (sobre tanta nieve). Lo dijo pues para remolcar el coche de Martín, el conductor iba a conducir el coche de Martin mientras yo condujera la grúa. Lo cual hice muy contento en especial porque era como una “coincidencia” a mi deseo.
Después Martin y yo dijimos que gracias a creer que dejó la luz encendida llamó a la grúa y se pudo solucionar fácil. Yo pienso que no se dejó la luz encendida, pero él asegura que vio la luz puesta en el coche al llegar por la mañana. Para mí era extraño esa luz de la que él hablaba, pues la noche anterior me mostró el coche y yo no vi luces encendidas.
 ….
Después de aparcar en buen sitio el coche de Martin, fuimos con las tablas de  nieve a deslizarnos por la ladera de la montaña. Había una zona amplia en que la niebla era tan intensa que todo alrededor se veía blanco incluso no se veía el suelo de modo que yo no sabía cuál era la vertical y esto me daba mareo y me hacía caer varias veces.
Me levanté y seguí deslizando pero al no tener visibilidad por la niebla, por error, salí de la pista. Yo sabía que esto era peligroso. Al haber tanta nieve me hundí sin poder apenas moverme pues estaba casi enterrado por la nieve. Pensé que al estar enterrado en tanta nieve, que apenas sobresalía mi cabeza, no me podrían ver otra gente. Y con el cansancio que yo tenía de sacar el coche con la pala, no me sentía con fuerzas de salir de la nieve, además yo no tenía buena ropa para el frio. La intensa niebla y estar fuera de la pista y tanto frío dentro de la nieve me hizo pensar que si tardaban varias horas en ayudarme a salir o rescatarme, podría hasta morir por frio. Iba a empezar a angustiarme por la situación cuando de pronto vi unas extrañas y bellas luces que me hizo olvidar mi estado de peligro. Eran grandes luces amarillas en línea recta proyectadas sobre la nieve, que entendía que venía del sol, pero era extraño en medio de esa densa Niebla. Se movían en dirección hacia mí a velocidad como un coche. Ver eso me alegró y me hizo sacar fuerzas con lo que al momento salí de la nieve dirigiéndome hacia esas luces.
Comencé a deslizarme con la tabla en una sensación increíble, sobre tanta nieve fuera de pista, que parecía que estaba volando sobre las nubes. Al rato encontré descendiendo por la ladera a Martin el cual me contó que había visto esas luces y las describió como yo. Eran luces de unos 50m de largas y unos 5m de anchas en 3 bandas separadas unos 20m. Como si fuera trozos intensos de arco iris en color solo amarillo pero proyectados con intensidad sobre el suelo de nieve.
Martin me dijo que justo después de él ver esas luces comenzó a deslizar sobre la nieve quizá con la mayor alegría en su vida de las bastantes veces que él había esquiado.
Eran luces que me hizo recordar a las columnas de fuego que guió a Moisés para conocer el camino por el desierto.
No sé que serían esa luces, nunca vi nada parecido. Imagino que sería algún efecto solar a través de la niebla intensa al proyectarse sobre el suelo con nieve.
Lo que fue más sorprendente es haberlas visto justo cuando pensé que estaba en peligro de muerte y al instante me dio alegría y ánimo para seguir adelante.
…..

Conclusión: Cuando hay riesgos o peligros hay una Fuerza Superior que nos encamina a encontrar una salida.
….
Oración: Que ante los peligros la Fuerza del Todopoderoso nos ayude.


viernes, 5 de enero de 2018

107) Primera Luna llena del año

2 de enero 2018, El Campello (Alicante)       
Estábamos en la costa esperando salir la primera luna llena del año. Éramos, mi amiga Estrella, Carlos, José el alto y yo.
Al rato llegó una amiga de Estrella que ella conocía de sus clases de Yoga. Y pregunté a esta amiga si “de casualidad” conocía a mi amiga Helena de Francia, y me dijo que sí.
Cuando faltaba minutos para salir la Luna, Estrella se tuvo que ir a su clase.
Comenzó a verse salir la Luna, muy roja, por encima de la montaña llamada “sierra helada” de Benidorm, y curiosamente salía la luna tan roja que parecía como un incendio en esa montaña. Me llamó la atención el contraste del nombre de “helada” con la vista de como un incendio: Es decir, frío y calor unidos.
En el mismo instante que vimos salir la Luna, nos llamaba por teléfono móvil Estrella diciendo que le habían anulado la clase que tenía y que volvía para ver la Luna con nosotros.
Era precioso ver salir esta Luna allí. No había nubes en la zona alrededor de la Luna a pesar de que habían nubes por otras partes del Cielo. Con lo cual se pudo ver perfectamente junto con el reflejo en el mar que estaba sin olas y sereno.
Al rato nos despedíamos junto a la antigua torre de Vigilancia y comunicación, del siglo XVI, o sea de más de 400 años, llamado por algunos como el Castillo de Campello. Y me sorprendí de ver algo nuevo para mí: Era que ese Castillo estaba iluminado por dentro. Me acerqué y a través de rendijas de la puerta, pues estaba cerrada, pude por primera vez en mi vida ver el interior de ese Castillo.
Llevaba viendo desde hacía unos 40 años ese Castillo y siempre quise ver dentro de él pero nunca pude, y hoy pudo ser. Era para mí sorprendente ver ese antiguo edificio, con luz por dentro, viéndose salir luz por la ventana.
Al rato dijo Carlos sorprendido que también él hoy vio algo nuevo. Pues la central de telefónica, junto a su casa, esta noche era la primera vez que la veía iluminada por dentro, después de años verla sin luz
Al rato fuimos a cantar con la guitarra junto a la roca del antiguo acantilado al mar, donde hay una pequeña esculturita bonita del niño Jesús y su madre, iluminada con muchas pequeñas bombillas por la Navidad. Encima de nosotros se veía la gran Luna Llena y dije a los demás que en la Biblia, en Apocalipsis, se dice que una “mujer” está sobre la Luna, y hay gente que interpreta que esa “mujer” representa a la iglesia o incluso precisamente a esa Madre.
Al rato dijo Estrella que hacía 2 noches vio un pajarito que salía de una pequeña cuevecita y se acercó detrás de esa escultura. Y con asombro le dije que es raro por la noche un pajarito por allí y en especial que precisamente el verano pasado rescatamos a un pajarito recién nacido, que estaba muriendo, siendo comido por hormigas, junto a esa escultura y que lo cuidamos un rato y le dimos de beber agua y lo colocamos precisamente en esa cuevecita donde Estrella señalaba. Es decir, que pensé que probablemente el pajarillo que ayudamos sobrevivió y era el que Estrella vio.  
Veía yo en esto: armonía entre las personas y sincronía, que favorecía recibir información de interés.
Me sorprendió que me hubiera llegado esta noticia, de ese pajarito, sin Estrella saber que yo coloqué un pajarito allí; y que yo quería saber si ese pajarito sobrevivió.
Entendí de forma metafórica que La luz de la Luna tenía de algún modo una relación con la luz de la antigua torre de comunicación y con la luz de la Telefónica que Carlos vio. Y la relación o conexión entre todo esto veo que bien puede ser: La Comunicación. Pues tanto esa torre como ese centro de Telefonía  se construyeron para comunicación; incluso la Luna permite con su luz que en la noche podamos ver y comunicarnos mejor. Pensé entonces que tal vez la Luna, con sus características únicas (por ejemplo: sólo se ve una cara, tiene la dimensión visual desde la tierra como el Sol etc) sería como un elemento para facilitar la Comunicación entre personas.
…….
Conclusión: La comunicación parece que se realiza mejor a través de la “luz de la armonía” en sus diferentes significados. Tal vez es la propia luz física la que permite que se transmita la intuición de las cosas incluso las profecías verdaderas. Pues de hecho a Dios que todo lo sabe se dice que es la Luz verdadera.
Oración: Que tengamos la Luz necesaria para poder tener la Comunicación que conviene.

……….

viernes, 15 de diciembre de 2017

106) Día que anochece antes.

Esta historia me ocurrió el 13 de diciembre de 2017 en Madrid.
1) Este día dije a un amigo, que aunque el 21 de diciembre es según muchos el día con menos horas de luz del año, otra cosa distinta es el día que anochece antes (que es unos días antes del 21 de diciembre), y otra cosa es el día en que amanece más tarde (es unos días después del 21 de diciembre).
Y dije que el 13 de diciembre, día de Santa Lucía, según una tradición, es el día del año en que anochece antes, es decir el Sol se pone más pronto, o sea que oscurece antes (en el hemisferio norte). Con lo cual, a partir de este día crecería la Luz pero sólo por las tardes, en otras palabras los anocheceres comienzan a crecer en luz (como el primer preámbulo al próximo verano).
La verdad es que no me convencía mucho que fuera el día 13 cuando anoche antes.
De todas formas, es curioso que la palabra Lucía coincida precisamente en parecido con la palabra Luz.
También curioso es que Santa Lucía es la patrona de los ciegos, que se relaciona con celebrarse el día del anochecer “más oscuro” o el “más ciego”. También dicen algunos que martirizaron a ella quitándole los ojos y por eso es patrona de los ciegos. 
2) Permitidme explicar mas detalles entre: el día en que el Sol se pone más pronto (anochecer), el día más corto (con menos horas de luz) y el día en que el Sol sale más tarde (amanecer).
-El día en que anochece antes varía según el año y va entre el 2 y 15 de diciembre (y la tradición lo ha fijado, por facilitar, en el 13 de diciembre, día de Santa Lucía).
-El día más corto (menos horas de luz) varía entre el 20 y 25 de diciembre (y la tradición lo ha fijado por facilitar en el 25 de diciembre, día de Navidad).
-Y el día en que amanece más tarde, varía según el año entre el 5 y 10 de enero (y la tradición lo ha fijado por facilitar en el 6 de enero, día de Reyes Magos).
Todo esto, tiene bello significado. Son 3 fechas en que comienza a crecer la luz: Una fecha al amanecer, otra durante el día y la otra al anochecer.
Me parece fantástico el orden en el tiempo en que:
-en la primera mitad de diciembre, empiezan a “crecer en Luz: los anocheceres”;
-en la segunda mitad de diciembre, empieza a “crecer en Luz: la duración de horas de luz del día;
-y en la primera mitad de enero, empiezan a “crecer en Luz”: los amaneceres.
También es bello e interesante, que el 6 de enero, antiguamente celebraban la Navidad los primeros cristianos (aún mantiene esa fecha la iglesia del “Oriente”…que recuerda en algo a los magos de “Oriente”), mientras que la iglesia de Occidente, para ayudar a la gente a no confundir al Sol como Creador del Universo (pues antiguos romanos celebraban el solsticio de Invierno como si el Sol fuera un Dios) trasladó, la festividad de Navidad del 6 de enero al día 25 de diciembre, que se consideraba en que comenzaba a crecer la Luz, significando que Cristo sea la “Luz” que crezca en nosotros.
3) Y yendo ahora a la coincidencia particular que quiero contar con este tema es que, desde hace unos días, yo presentía que el anochecer más temprano debería ser el 8 de diciembre, por celebrarse el día de la Inmaculada concepción, que simboliza el preámbulo para nacer Cristo.
Pues no me parecía suficiente festividad la de una “simple” Santa (Lucía) (sin desmerecer a ella) para señalar una fecha tan importante como es el comenzar a “crecer en Luz” en los anocheceres.
Si bien es hermoso pensar que: ella es patrona de Ciegos significando que no importa si uno es ciego en esta tierra pues lo que importa es “poder ver” al llegar al Cielo después de esta vida.
Es curioso que hasta protestantes Luteranos (además de ortodoxos) veneran a Santa Lucía, quien murió mártir, ni más ni menos que ya en el año 304 siendo ciega (o por martirio le quitaron los ojos), y además creen en la Inmaculada Concepción.
Volviendo a la coincidencia particular que quiero contar, dije a ese amigo hace 2 días que yo prefería que el día del anochecer más temprano del año fuera el día de la Inmaculada Concepción (8 de diciembre), y hoy consulté en Internet cuándo es el día del anochecer más temprano, y la primera página que se me abrió decía: “entre el 5 y 9 de diciembre para este año 2017”. Me sorprendí, pues en medio del 5 y 9 está el 7, o sea que se supone que este 7 de diciembre sería el anochecer más oscuro, y por tanto el día 8 sería cuando por primera vez ya ha comenzado a crecer la Luz en el anochecer en el año.
Con lo cual me alegré mucho de que mi deseo parecía haberse cumplido, que el mismo día de la Inmaculada concepción, que es preámbulo de nacer Jesús, a quien llaman Luz Verdadera, comienza a crecer la luz del anochecer.
4) También es interesante saber que el día de la Inmaculada, que se refiere a la Madre de Jesús para dar a LUZ a Jesús, a esta Madre, se le relaciona de algún modo también con el Sol y la Luna (Libro de Apocalipsis: 12.1) “...una mujer vestida de Sol con la Luna bajo sus pies...).

…..
Conclusión:

Hay una relación directa entre lo físico (Espacio-Tiempo) y lo Espiritual, y se observa en fechas de festividades espirituales en relación con fenómenos físicos astronómicos:

Por ejemplo:
-En la primera mitad de diciembre, "NACE" el crecimiento de la LUZ del anochecer, el día que se celebra que "NACE" la concepción de la madre de Jesús.
-Seguidamente, en la segunda mitad de diciembre, "NACE" el crecimiento de la luz del día, el día (Día de Navidad) que celebra la Iglesia de "Occidente" que NACE Jesús, quien es LUZ VIVA;
-Y seguidamente en la primera quincena de enero, "NACE" el crecimiento de la LUZ del amanecer, el día (de Reyes Magos "Epifanía") que celebra la Iglesia de "Oriente"  que NACE Jesús, y la iglesia de "Occidente" celebra los Regalos en Relación al mismo Jesús.

Es decir, la mejor LUZ que puede haber en el Espíritu del humano es ese Jesús quien, antes de venir a la Tierra, creó este Universo para el bien. Esto supone conexión directa entre lo Espiritual y lo Físico de forma armónica.

Parece que cuando deseamos algo para dar más importancia a las cosas Divinas, entonces, parece que estos deseos se hacen más realidad.


Petición: Que todas y todos estemos en correcta armonía en Espacio Tiempo. Que podamos “ver” lo que es importante y vivir en armonía con la Luz Perfecta.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

105) Intentar que me pague mi cliente

23 Noviembre 2017, Logroño (Rioja).           
Por la mañana mi madre me pidió si le podía acercar a ella a alguna iglesia para ir ella a misa, y le dije que no tenía tiempo pues tenía que llegar a una cita con técnicos en el Departamento de Patrimonio artístico en Logroño (La Rioja).
La cita era para ver si podría surgir un trabajo de reforma en un antiguo edificio en Santo Domingo de la Calzada.
Al terminar la cita, llamé por teléfono al dueño de ese antiguo edificio quien se llama  Juan, para explicarle cómo fue la cita y a ver si él estaba por allí pues me dijo ayer que nos veríamos hoy en Patrimonio. Por teléfono me dijo que no pudo llegar a la cita. Mientras estaba en la llamada, mi madre me dijo que tenía que recordar al cliente que me tiene que pagar, pero al momento se cortó la llamada. Y ya no le volví a llamar por teléfono ese día.  
Al rato salimos de Logroño rumbo hacia Burgos con el coche, pues mi madre quería visitar una monja. Esta monja, hace muchos años, cuando era niño, nos dio becas (gratuitas) de estudios a mí y todos mis hermanos, en prestigioso colegio (Virgen de Atocha, donde el Rey actual tenía como opción estudiar allí cuando él era niño).
Como una hora después de salir de Logroño, ya en la carretera, a unos 40km, me di cuenta que pasábamos cerca del pueblo de Santo Domingo de la calzada. Entonces entramos en este pueblo para aprovechar y ver cómo estaba el edificio antiguo y de paso ver si había alguien en el Ayuntamiento para preguntar sobre el posible trabajo.
Aparqué el coche, junto al Ayuntamiento. Vi que allí al lado estaba la catedral, caminé hacia ella a preguntar si había misa para que fuera mi madre, me enteré que no, y que había un funeral en ese momento. Había bastante gente fuera en la puerta entrando a la catedral para ese funeral. Yo estaba a pocos metros de esa gente cuando un coche oscuro que estaba a mi lado tocó el claxon.
Ese coche oscuro estaba parado, esperando pasar cuando se apartaran la gente que entraban a la catedral.
Me extrañó que tocara el claxon. No sabía si tocaba el claxon para que la gente entrara rápido a la iglesia o acaso tocó el claxon por mi para que me apartara, o tal vez tocó el claxon sin querer.  
Miré al coche y me recordó al que tiene Juan. Una clase de coche que no es raro ver.
Pensé al momento si acaso sería Juan el que estuviera dentro del coche. No se veía el interior del coche por el reflejo del cristal.
Pensé que sería demasiada coincidencia, que yo estuviera llamándole por teléfono solo una hora antes y no le pude preguntar lo de mi pago, y ahora, a 40 kilómetros le viera sin planearse y tener la oportunidad de preguntárselo.
Ya me apartaba yo de allí sin mirar más dentro del coche. Pero entonces pensé que tal vez Dios hubiera producido tal coincidencia pues yo tenía previsto encontrarme hoy con Juan. Entonces volví a acercarme al cristal del conductor y vi que el conductor tenía la cara algo tapada con su mano izquierda y lo que pude ver de la cara parecía a alguien mucho mas joven que Juan.
Entonces pensé que no era Juan y de nuevo me quería apartar de allí. Pero otra vez consideré que tal vez Dios hubiera permitido esta coincidencia y que este conductor se tapaba la cara para que no le reconociera quizá para él evitar hablar de lo que me debe.
De modo que con cierta duda, dije con voz que me escuchara quien estaba dentro: ¿Juan?.
Al momento apartó su mano y ¡era él!. Me miró y se sonrió como si fuera un niño jugando al que se le ha descubierto su escondite.
Abrió la ventanilla, nos saludamos, y yo sin mencionar el tema del dinero, fue él quien al momento me dijo que me iba a regalar botellas de vino, le hice expresión de no estar tan interesado en el vino sino en el pago de la deuda  (aunque esa mañana dije a mi madre de comprar vino por allí pues es de los mas famosos de España).
En el asiento de al lado vi que estaba sentado su abogado, también nos saludamos.
Nos despedimos y cuando el coche se separaba de mi, Juan me hizo un gesto con la mano significando que me iba a pagar sin yo habérselo preguntado.
Y al rato pensé que había una mayor coincidencia de lo que parecía en todo esto, en particular en relación al abogado de Juan. Pues hace 12 años, la primera vez que estuve en este pueblo, estuve con Juan y su abogado. Y pocas veces he estado con su abogado tal vez 5 veces en 20 años. Y fue por el tema del antiguo edificio, para defenderlo de un tema con su vecino. Y a raíz de aquello, y otra coincidencia obtuve el trabajo de Colaboración en la Obra de la famosa Catedral de la Fe (en Mejorada del Campo).
Este trabajo de la Catedral es de los que más satisfacción me ha dado aunque no lo haya cobrado.
Al final, ya de noche, llegamos a tiempo en Burgos a visitar a dicha monja quien tiene 98 años y tiene la mente en perfecto estado y gran alegría. Allí mi madre al fin pudo entrar a la iglesia este día.
……
Conclusión:
Tal vez, el pensar que “la mano” de Dios está en las coincidencias puede ayudar a descubrirlas de forma divertida y útil.
Y es posible que si a alguien tenías previsto ver un día, le veas en un lugar muy distinto con mucha significación.
Y ver un funeral puede ayudarnos a valorar recordando que la vida es breve y que las personas es más importante que el dinero, si bien, el trabajador es digno de su salario, y Dios puede hacer que recibas algo mejor que el salario.
….
Petición: Que podamos encontrarnos con las personas en el momento y lugar oportunos y sepamos qué es lo más importante. Y que sepamos lo que Dios quiere que sepamos.

…….

lunes, 20 de noviembre de 2017

104) Cambiar el nombre de alguien

19 noviembre 2017, Cercedilla, Madrid.                                      
Antes de ayer, una mujer llamada Provi (de Providencia) leyó al azar unos textos de la Biblia, ante a mi y otros amigos de mi comunidad. Eso que leyó me ayudó mucho. Por eso, hoy domingo (19 de Noviembre), pensé que yo a ella la debería llamar en vez de Provi, “Providencia Divina”.
Al rato, vi a Provi y le dije “Hola Providencia Divina”, ella al momento dijo contenta a los que estaban alrededor que ayer fue el día de Providencia Divina. Yo me sorprendí pues yo no sabía que existía un día que se celebrada precisamente ese nombre de Providencia Divina y me costaba creer que además fuera justo ayer su día.
Horas mas tarde de hoy sentí que tal vez no fuera ayer el día de Providencia Divina sino precisamente hoy domingo, pues pensé que si Dios crea coincidencias las hace especiales o completas. Entonces consulté datos, y efectivamente hoy 19 de Noviembre se celebra el día de la Divina Providencia. Es decir el mismo día que decido por primera vez llamar a Provi con el nombre de Providencia Divina coincide que es el día que se celebra tal nombre sin yo saberlo conscientemente.
Después busqué el significado de “Providencia Divina” en textos, para entenderlo mejor, y leí que significa que: Dios dirige todo, incluso el mal, a la finalidad por el cual el universo ha sido creado. En otras palabras: Es la intervención o el conjunto de acciones activas de Dios en el socorro de los hombres. Y en la Biblia se puede entender esto por ejemplo en que los trabajos humanos sin la asistencia Divina son inútiles.
………..

Conclusión: Pienso que las coincidencias que vemos son para socorro del hombre.
……
Petición: Que la Eterna Divinidad nos socorra.

jueves, 9 de noviembre de 2017

103) Coincidencia con mi nombre y San Carlos




4 Noviembre, Campello, Alicante.             San Carlos Borromeo.
Ayer propuse por primera vez a mi amigo Carlos de Alicante, que viera películas de Santos como el de San Carlos Borromeo, sin saber yo que ese mismo día, 3 de Noviembre (en 1584), fallecía dicho San Carlos Borromeo.
Además nuestros nombres coinciden con Carlos.
Vi en esta ocasión a este amigo Carlos porque vine a Campello para por si podía ir yo a la feria de Concentaina, la más antigua de España, que se celebra precisamente el 1 de noviembre como día principal, día de todos los Santos.
Y fue precisamente un 1 de noviembre (en 1610) que fue canonizado San Carlos.
Curiosamente es el día 1 de Noviembre, cuando se visita tradicionalmente los cementerios.
Y mi madre coincidió que me dijo en la misma hora que dije lo de la película,  que le acompañara al día siguiente (4 de Noviembre) al cementerio de su familia en Alguazas (pues no pudimos ir el 1 de noviembre).
Al estar en el cementerio descubrí por primera vez algo que llevábamos muchos años intentando localizar: dónde estaría enterrado mi hermano que murió el día de navidad cuando era bebé y él se llamaba como yo, precisamente Carlos.
Y el día de San Carlos Borromeo se celebra este día, el día 4.
Anécdota puede ser que este el día 4 de Noviembre de este año es Luna llena como símbolo de luz que alumbra el entendimiento.
Quiero añadir que hace unos años cuando estuve en el Domo (como catedral) de Milán, pensé por primera vez en mi vida si habría algún santo con el nombre de Carlos, y en tal caso dónde estaría enterrado. Y a los pocos minutos descubría que en el sótano de ese Domo estaba enterrado el mismo San Carlos Borromeo.
Con la alegría del descubrimiento, al momento me confesé, y tras orar unos pocos minutos, sentí una inmensa alegría y gozo de las mayores de mi vida. Yo en ese momento estaba con mi amigo Jhony de Ecuador, y le expliqué lo maravilloso que sentía yo y no entendía por qué.  Y al momento, al salir de la iglesia quería decir con alegría y Paz y voz enérgica a todos los que allí estaban a animarles a creer en la Fe de Cristo. Y así lo hice, lo grité delante de los turistas que allí habían, en la puerta del Domo de Milán.
….
Conclusión: El cine puede ayudar a ver aspectos que nos ayuden a creer en lo que queremos creer. Nuestro nombres pueden ayudarnos a aumentar nuestras creencias.
Oración: Que podamos usar nuestros nombres y todo nombre para bien.

sábado, 29 de julio de 2017

102) Viaje por Europa

24 Junio – 15 Julio. Chequia, Polonia, Ucrania…2017       Viaje por Europa

1.- Decidimos tres amigos (Valer, Guille y yo) ir en mi coche antiguo a un largo viaje, desde Madrid, atravesando 10 países en Europa. Preferíamos ser 4, y a mitad del viaje se agregó el cuarto de forma casual, que contaré más adelante. La idea que movía el viaje era ir a un Congreso cristiano (protestantes, ortodoxos y católicos) en Praga, República Checa, y también haciendo paradas “culturales” en el recorrido en lugares con arquitectura de Interés, o de Patrimonio de la Humanidad, para intentar tal vez mejorar la calidad de mi trabajo como arquitecto, y de paso, y por petición de Valer, evangelizar por el camino.
Yo quería empezar la primera parada cultural en Rocamadour (Francia). Pero unos días antes de nuestro comienzo de viaje, oraron en una iglesia para nuestro viaje y una mujer dijo que le venía la idea de un anfiteatro Romano. Entonces pensé que el viaje debería comenzar en dirección hacia Nimes, donde hay un importante Anfiteatro Romano. Entonces no podría empezar el viaje por Rocademour. Pero cuando fuimos hacia Nimes, como estaba muy distante decidimos hacer una parada antes en algún lugar de interés arquitectónico, y viendo el recorrido resultó que esa primera parada era: Castel de la Roca (Gerona). En esto vi una coincidencia: Pues el nombre del Pueblo termina en la palabra “Roca” y yo quería terminar el viaje en otro pueblo que precisamente su nombre comienza con la palabra “Roca” Rocademour. Y en esto vi una confirmación del recorrido que hacíamos. Y Roca es una manera de simbolizar la Fe que movía el viaje.
2.- Al día siguiente, en Nimes (Francia), entramos en el Anfiteatro Romano de hace unos 2.000 años, y allí me enteré que en los primeros siglos de cristiandad a algunos cristianos podrían haber llevado para luchar con leones allí. Y también allí me enteré por primera vez que a los cristianos se les llamaban caníbales, porque los romanos habían oído que en las reuniones cristianas, hablaban de comer el Cuerpo de Cristo. Esto de comer a Cristo me impresionó en especial, y fue motor a cosas interesantes que ocurrieron en el viaje, que algunos podría llamar como milagros.
Volviendo a lo del Anfiteatro, cuando estábamos allí, rociamos en una roca curva, en la zona alta del Anfiteatro, un poco de vino que Guillermo llevaba en una botellita, y este vino se extendió veloz en un intenso color rojo por la roca, que con el reflejo del Sol, y en ese lugar, me puso los pelos de punta, pareciendo sangre verdadera, pues a su vez en ese momento yo veía de fondo la arena donde habrían martirizado cristianos. Pero todo esto lo entendía con Esperanza de que algún día resucitaremos, según la Fé cristiana, por  "comer" en el buen sentido, a Cristo, pues él venció la muerte.
3.- Al día siguiente llegamos al país de Luxemburgo, y a los tres amigos nos fallaban los teléfonos móviles y no teníamos GPS, de modo que nos orientábamos por el Sol. Queríamos ir a un Monasterio, el de Clervauux, al norte del país y dormir por allí, pues desde hace unos de 10 años quería ir a ver ese monasterio y sus cantos tipo gregoriano. Llegamos por la noche entrando por caminos aunque no venían indicados y al fin llegamos al Monasterio. Y dormimos en tiendas de campaña que montamos escondidas tras el coche. A las 5 de la mañana me desperté con las campanas, y pude entrar dentro de la capilla principal y allí estaban los monjes, a esas horas tempranas, cantando gregoriano. Para mi fue como un sueño cumplido de algún modo de forma “casual”.
4.- Los trajes de esos monjes eran túnicas negras con capucha, y me parecían como con el que se representa a Lutero, que precisamente este año cumple 500 años del principio de la Reforma protestante comenzada por él. Y en el viaje fuimos unos 10 días después a donde comenzó esa reforma que contaré más abajo.
5.- Volviendo a la historia, al día después de Luxemburgo, encontramos a mi amigo Berni en Frankfurt, Alemania, orientándonos casi por intuición.
Y al día siguiente llegamos a Praga, y allí en el congreso, encontramos a varias personas de la iglesia de Madrid que conocía, y varios de ellos me propusieron si yo podría llevar a un tal Javier de vuelta a Madrid en mi coche. Pues Javier estaba en el congreso y decía tener un vuelo para Cracovia (Polonia), pero que no quería ir a Cracovia solo pues pensaba que si iba iría con otros amigos suyos con el plan de ir a pecar, como él decía. Entre tanto, Valer vio a Javier y sin saber nada le preguntó si quería venir con nosotros en coche a Madrid. De modo que por estas y otras coincidencias (como que nuestro recorrido incluía pasar también por Cracovia, por ser Patrimonio de la Humanidad) se vino con nosotros en el coche. Y al poco de comenzar el viaje con Javier, este se enteró que su vuelo a Cracovia no era válido por error de fecha que ya había pasado.
Llevar a Javier en el coche fue muy bueno pues él sí tenía teléfono con GPS y nos podía indicar los caminos. De modo que pudimos más fácil continuar nuestro camino más allá…hacia Ucrania.
6.- Creo que fue pasando por Eslovaquia, al estar Guillermo y yo cansados para conducir, permitimos conducir a Javier algún rato. Él no tenía mucha experiencia conduciendo de modo que estaba yo de copiloto para ayudar en caso de emergencia, y de paso él mejoraba su conducción. Pero durante un rato me quedé dormido, como copiloto, y abrí justo los ojos viendo que nos metíamos en una gran rotonda ante un gran prohibido el paso. Alerté al instante a Javier, y paró el coche y rápido echó para atrás con cuidado. Y al colocarnos en buena posición, al momento pasó un coche veloz que nos podría haber dado un susto mayor.
7.- En la carretera, hicimos una parada de descanso, y al rato dije a los demás del coche que iba a caminar continuando el recorrido y que me recogieran con el coche en el camino.  Pero no me di cuenta que yo me llevaba todas las llaves del coche, pues teníamos 2 juegos de llave una yo y otra Guille. De modo que el coche no podía arrancar. Y cuando llevaba yo demasiado tiempo caminando y extrañado de que el coche no viniera, decidí descansar para dormir.  Pero algo me decía que volviera al coche, y lo hice y fue cuando me di cuenta lo de las llaves.
Al rato, desde la carretera,  vimos a una familia de Gitanos eslovacos que  estaban como a unos 100 metros en su casa, y los saludamos con mucho ánimo, incluso les decíamos que Dios les bendiga que parecían entender y toda la familia muy contenta nos saludaba.
Al momento pusimos por primera vez la radio del coche, y la primera música que salió fue casualmente una música gitana de mi CD.
Y decidimos que deberíamos algún día ir a visitar alguna casa de gente del lugar, cosa que ocurrió casualmente después en Ucrania, que contaré mas tarde.
8.- En la frontera con Ucrania entramos por error en una cola muy lenta. Llevábamos como una hora. Nos extrañó que no viéramos turistas. Parecíamos los únicos. Y era al parecer porque el país estaba en Guerra y no lo sabía de cierto, pues pensé que ya había terminado la guerra.
Entonces en esa cola decidimos regalar comida a las demás gentes en la cola y al instante nos dijeron que había otra cola rápida para turistas, y movieron los coches y nos dejaron pasar y al momento entramos en Ucrania.
9.- Entramos en Lviv (Ucrania) en una tienda y me llamó la atención un dibujo en un cuadro, pues me recordó algo a lo que experimenté en Nimes con lo del vino que parecía sangre: Pues ese dibujo era del niño Jesús dentro de un cáliz de vino. Como simbolizando el vino como si fuera su sangre. Me impresionó. Hasta quería comprarlo, pero como ocuparía mucho espacio en el coche, no lo compré.
10.- Al rato salimos y fuimos a un mercado que parecía tipo árabe, con muchas calles estrechas, como laberíntico y bastante gente. Allí perdí a los demás. Y ellos no sabían donde yo estaría ni donde estaría el coche. Pasó mucho tiempo, y me empecé a preocupar, pues no sabía cómo podría encontrarlos ni dónde, y en ese país de Ucrania en guerra (aún no estaba seguro de esto), y los teléfonos no conectaban. Entonces oré que Dios hiciera algo para encontrarlos, entonces…
11.- Sentí que debía solo asomarme a la tienda donde anteriormente vi aquel  cuadro simbolizando a Jesús. Entonces algo muy extraño ocurrió. Al mirar desde la calle al interior de esa tienda, una mujer con entusiasmo me indicaba señalando a un hombre a su lado en la tienda que yo siguiera a ese hombre. Este hombre salió de la tienda rápido y yo le seguí. Él continuaba rápido por las calles sin decir palabra, y yo le seguía con paz. Debido al idioma, que no conozco, no les pude explicar que buscaba a mis amigos, pero algo estaba sucediendo: El hombre empezó a entrar por esos que parecían laberintos de calles del Mercado que más bien parecía un Zoco árabe, y después de un buen rato siguiéndole me hizo un gesto diciéndome que en un momento vería algo de mi interés y al instante encontré junto a mi y frente a mí a los que había perdido. Me sorprendí sobremanera, y me giré para dar las gracias al hombre que me había guiado, y no le vi, como si hubiere desaparecido en el aire. Pensé si no sería un Ángel del Cielo, o el mismo Jesucristo, o una sencilla concatenaciones de coincidencias o “Diosidencias”.
12.- Sentí tanta alegría que comencé a hablar de Dios a los de la tienda. Y en particular a algún musulmán que vendían por allí.
13.- Al momento al salir a la calle general oí música y dije que parecía de una iglesia, y fuimos a esa música y era un grupo de gente que estaban pidiendo ayuda para la Guerra contra Rusia.
En ese momento me di cuenta que lo de la guerra era cierto. Me dijeron que la semana pasada habían muerto 4 procedente de la Ciudad donde estábamos, y un joven con el que hablábamos allí estaba con muchas ganas de ir a la guerra, incluso a morir, pues sus amigos se iban la semana siguiente a la guerra.
Me impresionó oír esto de forma directa, pues hasta ahora lo había oído solo en la televisión. Nos hicimos fotos con armas que ellos tenían allí.
14.- Después, Valer y Javier dijeron que quieren ir a Bielorrusia, que estaba a pocas horas en coche. Yo dije que no quería ir a Bielorrusia, pero Javi oró que yo lo pasara en Bielorrusia mejor que ellos, de modo que acepté ir. En la frontera en Bielorrusia no nos dejaron pasar por no tener Visa. Al momento de saber que no nos dejaban pasar, y recordando que Javier oró que yo lo pasaría mejor, entonces me alegré mucho y pregunté a los policías si estábamos pisando tierra de Bielorrusia. Y al decirme que sí, entonces pregunté si podíamos orar por Bielorrusia allí mismo (es un país comunista, como isla comunista en Europa) y me respondieron que sí podíamos orar. Entonces salimos del coche con la guitarra y nos pusimos a cantar fuerte canciones cristianas. Los policías observaban tranquilos. Nos llenamos de una alegría desbordante a pesar que no nos dejaban pasar.
15.- Y al rato volvimos por la frontera Ucraniana y las risas fueron en aumento al ver la policía Ucraniana que regresábamos tan rápido que hasta ellos nos pedían que les tocáramos canciones con la guitarra. Fue curioso que tuvimos mucha risa en vez de desilusión de no poder pasar a Bielorrusia.
16.- Entonces ya en las carreteras de Ucrania, vimos a unas chicas en la Carretera y Valer dijo que eran cristianas evangélicas y paramos, Y cantamos con la guitarra a ellas y vinieron sus padres y nos invitaron a quedarnos en su casa. Y unos días antes casualmente dijimos que queríamos dormir en casa de alguna familia local.
17.- Javier y Valer dijeron unas pocas horas antes que querían beber leche natural, y en esta casa había una vaca que estaban ordeñando y Javier la ordeñó y bebimos de esa leche, cumpliéndose este sencillo sueño de beber la leche de forma natural.
18.- En esa casa nos pidieron orar por enfermos. Oramos por un hombre que no podía mover la espalda por años, y parecía enfadado. Oramos y dijo que no funcionó, y seguía como enfadado por su dolor. Y se fue a tumbarse dentro de la casa por el color. A los 5 minutos, salió hacia nosotros, enormemente contento  moviendo su espalda, diciendo con enorme sorpresa y extrañeza, que como un fuego había pasado un instante antes por su cuerpo de la cabeza a los pies, y al instante quedó totalmente sano. Incluso al momento subió a una barra que había en un árbol, y se puso  a hacer flexiones y giros alrededor de ese palo, y decía que llevaba 18 años sin hacer esos movimientos.
19.- Horas después fuimos a Polonia, a Cracovia, donde Javier tenía planeado en un principio ir, y fuimos a la primera iglesia evangélica que encontramos, pues Valer quería ir allí. Pensábamos que estaba cerrada, pues eran las 7 de la tarde de un domingo. Cuando nos íbamos decidí dar la vuelta al edificio y a modo de coincidencia encontré por la parte de atrás una puerta abierta, y entramos y parecía como que nos esperaba un grupo de gente dentro. Y nos invitaron a contar nuestros testimonios, y cantamos en esa iglesia en el escenario, y oramos por enfermos y se sanaron, y aunque oramos también por una paralítica que era niña, y aunque ella no se curó, nos aportó una alegría tal que yo empecé a bailar sobre las sillas delante de ella, y Javier también danzaba ante ella, es decir yo me hice, por así decir, menos paralítico. Días después nos dijo su padre que desde que oramos por ella la niña está feliz.
20. Al día siguiente, en Auschwitz entré con el coche en el parking sin darme cuenta que había que pagar. Cuando ya estaba aparcado, pensé que si no decía nada no tendría que pagar, pero la conciencia me pedía ir a pagar. Pagué a la persona encargada del parking y ella se sorprendió de que lo hiciera. Y gracias a esto, y debido a que otra vez perdí a mis amigos que tenían que esperar junto a mi coche, los encontré, y fue así: Pasada como una hora esperando en el coche, y no aparecían entonces volví a esa persona del parking, y como me conocía fue muy simpática,  y entonces miré en dirección contraria al coche, donde se supone que no estaría ninguno de mis amigos, y allí vi a Guille y se solucionó.
21. Al día después paramos en Wittenberg, y en la misma puerta donde Lutero hace 500 años puso el cartel con sus 95 tesis con lo que empezó la reforma protestante, colocamos nosotros un cartel que decía que la reforma continúa.
Pensábamos que quitarían el cartel al momento, pero nos sorprendió que no lo quitaban y que incluso la gente le hacía fotografías.
22. Al día siguiente, llamamos a la puerta de una casa que está justo en la frontera entre Holanda y Bélgica. Incluso la línea fronteriza está representada en el suelo y pasa por la mitad de la puerta de la casa. Abrió una mujer, y me sorprendió que nos atendiera contenta, pues yo pensaba que estaría cansada de tantos turistas sorprendidos por esa casa.
23. Al día siguiente paramos por París, y había solo 2 cosas que quería yo visitar: La “maisón de Verr” porque fue el primer trabajó que tuve que dibujar en planos en la Universidad, y; la iglesia de la Milagrosa. Dije al grupo que solo vistaría lo que estuviera más cerca. Y resultó que esas 2 cosas estaban igual de cerca, una muy cerca de la otra, en la zona de la misma parada de metro. De modo que hubo tiempo para ver las 2. Me llamó la atención lo de la maisón de Verr, pues para visitarlo hay que pedir permiso meses antes, pero llamé al timbre y me abrieron y pude ver y disfrutar de su fachada de cristal. Y quedé muy contento por esto que para mi era importante.
24. Al día siguiente, paramos en Tolouse, Francia, y teníamos como solo unos minutos para visitar, y lo único que pude visitar por dentro era una iglesia, y resultó que allí estaba enterrado parte del cuerpo de Santo Tomas de Aquino (la otra parte en Italia), y este Santo es el patrón de los universitarios, y precisamente Guille, Valer y yo nos conocemos de un grupo cristiano de la Universidad. Habría que decir que Santo Tomás defendió de forma filosófica la Fe de una manera científica.
25. El que más prisa tenía para regresar a Madrid era Javier, que tenía que tomar allí un vuelo a Malta. Y veíamos que no podríamos llegar a tiempo. Entonces, le preguntamos a él si podría cambiar el vuelo de Malta, y dijo que le cobrarían mucho dinero por el cambio. Pero llamó a la compañía del vuelo, y se sorprendió pues se lo cambiaron gratis, y eso se supone que no lo hacen. Y llegamos a tiempo a Madrid y él pudo tomar felizmente su vuelo.
Llegamos a Madrid el 15 de Julio hacia el mediodía justo a tiempo a la fecha límite de Javier, con su vuelo, y la fecha límite de Valer, pues coincidía a la misma hora y llegó a tiempo antes del final del congreso de la Reforma Protestante en Madrid, y también Guillermo llegó a tiempo para una entrevista de trabajo. Las 3 cosas ocurrían en la misma tarde justo a tiempo cuando regresamos a Madrid del recorrido por Europa.
Y terminó el viaje sanos y salvos.
…….
Conclusión: Tal vez un motor para desplegarse las coincidencias que deseamos, y ser conscientes de ellas, puede ser el hecho de ser consciente de que el Cuerpo físico de Cristo, vino a la Tierra. Pues Cristo formó el Universo y la Tierra, con multitud de coincidencias.
Oración: Que seamos conscientes de las maravillas que nos rodean y acontecen y que sirvan para bien.