jueves, 29 de abril de 2010

36) ¡Arrancaron la hoja del libro de San Juan!

22 de abril del 2010, Madrid.
Estábamos varios amigos en una tertulia que hacemos los jueves. Y que llamamos: “la tertulia divertida”.
Estábamos: Luis, Rubén, David, Laura, Tatiana y más gente.
El tema que tratamos ese día era: Juan 14.6 (Yo soy el camino, y la verdad y la vida).
Rubén, minutos antes de comenzar la tertulia, nos comentó referente a que yo tenía que actuar, como teatro, el sábado, haciendo de pollo (gallo joven) al que querían matar. Incluso nos dio en ese momento unas espadas de juguete para ese teatro.
Pocos minutos después, ya en dicha tertulia, él comentó del famoso grupo musical U2. Dijo que en una canción mencionan algo como que somos Judas, el traidor. Yo respondí, que sí, y también todos somos de algún modo como el discípulo Pedro que traicionó a Jesús. Al momento, Luis dijo que leyéramos el libro de San Juan, en el capítulo 14.
Entonces, de varias Biblias que habían junto a mi, tomé una que parecía más vieja, y sin abrirla (y sin saber que le faltaban 4 hojas) dije a todos: “Esta Biblia no tiene el capítulo 14 de Juan”.
No sé por qué dije eso. Me extrañé de decirlo. Nunca antes recuerdo haber dicho que faltaba un capítulo en alguna Biblia.
Al instante comencé a buscar ese capítulo. No pude creerlo al principio. ¡Precisamente esa hoja del capítulo 14 no estaba, fue arrancada!
Me sorprendí enormemente, intenté explicarme cómo pude decir que faltaba esa hoja sin saberlo. Exploré toda esa Biblia. De más de 1.100 páginas comprobé que sólo faltaban 4 hojas. Probablemente algún niño jugando las rompió. Pienso que yo, al tomar esa Biblia, no podía percibir que faltaban hojas, y menos que faltaba la de ese capítulo.
De esas 4 hojas, 3 estaban totalmente quitadas, mientras que la cuarta, que era de dicho capítulo, fue arrancada a falta de un trocito de hoja en que prácticamente sólo se leía curiosamente el número 14 (al comienzo de la hoja).
Entonces, al no estar ese capítulo, quedé intrigado. Leí las palabras escritas en el versículo justo antes de esa hoja:
Estas eran: “Jesús le respondió (a Pedro): ¿Tu vida pondrás por mi? De cierto de cierto te digo: No cantará el gallo, sin que me hayas negado tres veces”
Esto me sorprendió pues en este versículo vi 3 coincidencias que acabábamos de hablar: 1) el gallo (del teatro…); 2) la traición (que comenté antes de Pedro) y; 3) el matar (al pollo y relacionado a: poner la vida por Jesús). Esto nos hizo meditar si de verdad amamos tanto a Jesús como para dar la vida por Él.
Otra cosa me sorprendió. Leímos entre todos el capítulo, tomé otra Biblia, y a mí me toco al azar precisamente leer: “Yo soy el camino y la verdad y la vida…”, y como yo no ese “Yo soy”, me hizo reflexionar más en el inmenso alcance de esas Palabras de Jesús. ¿Qué significa en verdad?
------------
Conclusión: La Biblia parece como que “vive”. Tiene, ¡tan importante mensaje!, que nos “Habla”. Hasta el punto que pueda “Hablar” y decirnos si a una Biblia le falta una hoja…o una Palabra. Ciertamente el poder no está en el papel de sus hojas si no en el Espíritu Santo e Infinito que comunica ese libro.
---
Oración: Más que una espada pueda matar, te pido, Maravilloso Dios viviente, de la Palabra Viva, que podamos hacer viva tu Palabra en nosotros. Seas nuestro camino, verdad y vida.

jueves, 22 de abril de 2010

35) La mayor manifestación, contra la guerra.

-15 de febrero del 2003, Madrid.
En la manifestación de “no a la guerra” en Madrid habían como mas de 1.000.000 de personas. Según los informativos, era la manifestación más numerosa de la historia en Madrid. Estuve allí, y entre tanta gente no vi a ningún conocido. Al menos no fui consciente de ver a alguien que reconociera.
Justo, cuando yo salía de la manifestación, recordé que yo estaba un poco enfadado con un amigo, o/y él conmigo: él era Martin de Alemania.
Creo recordar que el enfado era porque le invité a beber algo, pero no le dije que le invitaba cuando él tuviera tiempo, por lo que él entendió que era para ese instante preciso, y como él no tenía tiempo en ese momento, él se sintió presionado. Con lo cual me pareció que él se enfadó conmigo y esto me enfadó a mi.
Volviendo al momento de terminar aquella manifestación, creo que este pensamiento del enfado me vino a la mente, tal vez, porque yo estaba defendiendo en la manifestación, el “no a la guerra”, y sin embargo, yo estaba en “guerra” con ese amigo.
Entonces pensé que lo correcto es que yo debería visitar a Martin para hacer las paces. Sin embargo, no sentía las ganas de visitarlo debido a ese enfado. Entonces pensé y decidí: “no voy a ir a verlo”.
Pero, curiosamente, sólo unos 15 minutos después...por las calles de Madrid, entre mucha gente, y de casualidad…él y yo nos vimos.
Él estaba con su cámara de fotos pues fue a hacer fotos de la manifestación.
Fue la única persona que encontré en varias horas. Y la única a la que pensé que debería ver.
Entonces nos saludamos, me invitó a ver una película para esa noche con sus amigos de Alemania. Y al momento desapareció todo enfado.
La película que vimos era precisamente de guerra pero con punto de vista de humor. Titulada “El gran dictador” del clásico humorista Charly Chaplin.
--------------
Conclusión: Cuando realmente no queremos guerras ni enfados, entonces nuestro rencor hacia alguien quiere desaparecer, y tal vez hasta el mismo Dios coloque circunstancias especiales para ayudar a que podamos perdonar.
----
Oración: Príncipe de la Paz, te pido que pongas las circunstancias en nuestras vidas para facilitar que no tengamos rencor y no provoquemos luchas hacia los demás, y sea con tu Amor y Humor.

martes, 20 de abril de 2010

34) Encontrarme con el Dalai Lama.

-Noviembre del 2006, India.
1) Yo estaba en el norte de la India, por unos días. Quería ver unas arquitecturas que me interesaban de mi arquitecto favorito, Le Corbusier. Era en Chandigar. Cuando llegué allí, me enteré que la residencia del famoso Dalai Lama estaba a pocas horas en autobús de donde yo estaba. Pensé que sería interesante visitar cómo era la arquitectura de su residencia. Pensé que si yo iba allí, sería muy bueno poder ver al mismo Dalai Lama. Aunque pensé que sería imposible verle pues él viaja mucho, está muy ocupado, y las medidas de seguridad son fuertes. Pero me dije que, si oraban por mí para que le viera, y si era la Voluntad de Dios, podría verle.
Así que llamé a mi iglesia en ese momento y les pedí que oraran por eso. Se rieron, naturalmente, pero lo oraron.
2)Pocas horas después llegué al pueblo donde estaba la residencia. Me enteré al llegar que el Dalai Lama estaba en sus edificios.
Yo tenía nada más que unas pocas horas en el pueblo de su residencia, pues tenía que volver rápido para tomar el avión hacia Madrid.
Pedí permiso para verle, y me dijeron que no era posible en el mismo día. De ninguna manera, me dijeron.
Pero pensé que si habían orado por mi, podría verle de alguna manera.
3) Yo viajaba con dos madrileños que encontré en el autobús de camino a esta residencia. Ellos decían ser budistas, que hacían un recorrido por la India visitando los lugares budistas, y se conformaban con ver la residencia. No creían que fuera posible ver al Dalai Lama, aunque les encantaría poder verle.
Los tres nos acercamos al guardián que daba el acceso a donde estaba el Dalai. Se acercaron esos dos madrileños, y el guardián no les permitió el paso. El guardián me miró e hizo un gesto con la cabeza en que me daba a entender que pasara. Pasé, extrañado, de por qué me dejó pasar. Y caminé, y al momento quedé sorprendido pues yo estaba en la misma habitación donde estaba el Dalai Lama. Él estaba en ese momento dando una charla a budistas.
4) Escuché del mensaje de esa charla. Lo que me quedó en el recuerdo fue que dijo algo como: “ante cualquier problema o dificultad, sonreid”.
Entonces salí y pregunté al guardián, que me dejó pasar antes, que por qué me dejó pasar a mí y no a mis dos amigos. Él al verme, se asustó mucho, creo que pensó que se había equivocado, que me confundió con otra persona. Este guardián me dijo algo que me impresionó, él me dejó pasar pues creía que yo era un monje budista del sur de la India, pues me vio que yo llevaba un jersey de color como el de los budistas (rojo vino). Ese jersey, curiosamente ni me di me di cuenta que lo llevaba puesto.
(Hoy, poco antes de escribir esto, mis ojos pasaron por ese jersey en mi casa, y llevaba meses sin darme cuenta de él).
5) Al salir el Dalai de su habitación, caminó hacia su coche. En su recorrido hasta el coche me pareció que toda la gente quería tocarle. Parecía que todos sufrían por que no le tocaban. Entonces recordé lo que dijo el Dalai, "...sonreid".
Cuando él estaba agachándose a punto de entrar en el coche, su mirada se cruzó con la mía:
Le miré, sonriendo, y quería transmitirle que parecía que nadie allí le hacía caso menos yo referente a sonreir. Sentí que él me iba a entender. Y creo que me entendió pues de repente, él cambió su movimiento, dejó de agacharse se puso de pié, y caminó hacia mí.
Fue increíble. Se acercó junto a mi, y entre tantos brazos de tanta gente allí él movió sus manos hacia mis manos y nos tocamos los dedos de la mano de una forma diferente, como si bailaran los dedos. Entrecruzándose nuestros dedos como si hubiera una armonía maravillosa. En ese momento, yo tenía una Biblia en mi mano, y con cariño se la restregué sobre su brazo. (Con este gesto quería transmitirle que lo que él decía me parecía bien, sólo que pienso que sería mejor si sus mensajes los conectara con el Amor y perdón de Jesucristo).
---------------
Conclusión: Podemos aprender de los demás a mejorar. Incluso, Dios mueve las circunstancias para favorecer que podamos aprender unos de otros.
El sonreír, o gozarse, ante una situación adversa, puede ayudar a que mejore la situación.
---
Oración: Ayúdanos, Supremo, a que, con confianza, podamos sonreír en las distintas pruebas con tu gozo.

miércoles, 14 de abril de 2010

33) Niños y fútbol.

10 de Abril del 2010, Villa Real (Castellón).
Javier de Navarra me pidió si yo quería ir a cantar a unos niños con problemas, en una Asociación cristiana en Villa Real. Al oír Villa Real, lo primero que pensé fue en el equipo de fútbol de primera división, que hay en ese lugar.
Javier pensó en el Rey, que los niños eran Reyes y que la ciudad tiene nombre en relación al Rey: “Real”.
Fui y canté, e incluso pedí a los niños que inventaran e improvisaran en ese momento canciones. Les dije que no tuvieran miedo a equivocarse. Ellos compusieron letra y melodía de canciones, creando historias divertidas, al instante. Era sorprendente la capacidad de estos niños en improvisar e imaginar. Los cuidadores dijeron que nunca antes habían visto un cambio tan positivo en los niños, en especial que todos ellos se llevaban bien.
Esa tarde, la Asociación tenía organizado ir con los niños a ver un partido de fútbol del Villa Real. Y nos invitaron a Javier y a mí y fuimos. Lo curioso es que en más de 20 años de existencia de esta Asociación, era la primera vez que llevaban a todos los niños a ver el fútbol.
Todos los niños llevaban camisetas del equipo de fútbol. Uno de esos niños, quien quería ser futbolista, me regaló una camiseta del Villa Real (de color amarillo) al entrar al campo de fútbol, pues él tenía varias.
Era maravilloso ver un campo de fútbol tan grande en un pueblo o ciudad tan pequeña. (En primera división, este año, era la población más pequeña en España).
Nos invitaron a todos a un palco situado sobre la portería. Ganó Villa Real por 1 a 0. Fue muy emocionante, nunca antes tuve una emoción de este tipo: Ver cómo los jugadores de un color tan luminoso, pantalón y camiseta amarillos, se acercaban a la portería, junto a la que estábamos, y al meter ese gol, tantos seguidores del equipo se levantaron con sus camisetas amarillas: Y al momento lonas amarillas nos cubrían. Fue por así decir una emoción “amarilla” y luminosa.
Con todas estas cosas, música, fútbol…yo tenía sensación de Paz y Alegría, no por las emociones si no por entender que pude, al parecer, ser de ayuda a esos niños necesitados.
-------------
Conclusión: La felicidad no depende de emociones, es una decisión de amar, lo cual quita el miedo.
---
Oración: Rey de Paz por siempre, que seamos de ayuda a otros en tu armonía de Amor.

lunes, 12 de abril de 2010

32) Fotos en la “catedral”

6 de Abril del 2010, Mejorada del Campo.
Justo Gallego, el que hace casi él solo la famosa llamada catedral, me acompañaba andando para mostrarme unas fotos de antiguos periódicos. Pues le pregunté que cómo se podía comprobar que hay hierros para la resistencia en el interior de la catedral. Al momento, antes de llegar a ver esas fotos, se nos cruzó en el camino un hombre francés, que nunca antes vi, y me preguntó: “¿Eres Carlos?”, le respondí que sí. Me dijo que me conocía pues él es el encargado, precisamente de las fotos de la catedral. Él llevaba ya dos años con estas fotos, además tenía una beca de Francia de “Bellas Artes” para principalmente un estudio artístico de esta catedral a través de las fotos.
Al ver aquellas fotos de los periódicos, anoté el periódico ABC, el cual hizo fotos que me interesaban pues aseguraban la existencia de los hierros referidos. Era el único periódico que anoté, y nunca antes recuerdo anotar un periódico específico para algo.
Poco después me enteré, que este mismo día, fallecía el presidente de honor de este periódico ABC: Guillermo Luca de Tena, con 82 años, quien era el nieto del fundador del periódico en 1903. Este día, por así decirlo, dejó de “moverse” dicho presidente.
Este periódico es de corte monárquico (en relación a los reyes).
Curiosamente, este mismo día era la primera vez, en 5 años, que Justo Gallego me hacía referencia a que quiere que alguien de la familia de rey (la reina) venga a ver la catedral. También este día de hoy, mi amigo Javier de Navarra me habló de que le habían pedido cantar ante los Reyes de España.
----------
Conclusión: Todas las cosas que ocurren en esta vida están interrelacionadas unas con otras. Y llegan a descubrirse cuando nos ponemos en movimiento.
---
Oración: Señor precioso, que no nos quedemos parados cuando deseas que estemos en movimiento.

jueves, 8 de abril de 2010

31) Emociones en Semana Santa.

31 de Marzo del 2010, Madrid.
1) En la madrugada entre el miércoles y jueves Santo, pensé que podría, de una forma diferente, evangelizar en la calle: Cantando una saeta que yo mismo compuse para este fin. La cantaría en medio de una procesión Católica y aclarando que Cristo es más que las imágenes. La letra dice: “Cristo eres mas grande que lo que veo (más que esculturas, que el Planeta Tierra…)…me arrepiento…te acepto”.
2) Pedí permiso para cantar al encargado de mover en la procesión un artístico Paso de Cristo con la cruz. Este Paso simboliza claramente, en una bella escultura, el sufrimiento de Cristo, inocente, cargando en su hombro una pesada Cruz, que lleva nuestros pecados para salvarnos. Este Paso es de bellas telas adornadas, ordenadas flores aromáticas y preciosa talla de madera realizada por buenos artistas.
Este encargado me dijo que podía cantar cuando el Paso se situara, precisamente, al lado del monumento de la Cruz blanca de piedra en el casco antiguo de la ciudad. Un lugar bellamente simbólico.
3) Allí canté con fuerza, arrepentimiento y emoción. Me contaron que mientras cantaba se hizo silencio, no sólo de los tambores si no de la gente alrededor. Tan sólo, una persona entre la gente por un momento habló algo pero al instante otra persona al lado le pidió callar pues dijo que querían escuchar la letra de la canción.
4) Justo al terminar de cantar, cientos de personas aplaudieron, esto me lo dijeron, pues yo no recuerdo ningún aplauso, pues sentí tal emoción al terminar de cantar que caí de rodillas al suelo por varios segundos.
5) Sentí como un bellísimo tacto de Amor inmenso en mi cuerpo cuando estaba de rodillas allí entre la gente. (Estuve varios días, por momentos, con esta preciosa emoción).
Después de la saeta, di la mano al encargado para agradecerle permitirme cantar, y al momento de tocarle sentí como agradabilísima sensación de amor que pasaba entre mi mano y la suya. Esto me parece que ayudó a lo que ocurrió a continuación: Pues este encargado al instante comenzó a orar.
6) Nunca antes vi en una procesión que orara alguien de los participantes así. Este encargado comenzó a orar con voz fuerte para que D I O S,, sanara a todos los enfermos.
7) Este paso representa, según los que lo llevaban, a Cristo sanador. Pensé entonces que sería bueno que existiera una representación artística que simbolizara a Cristo del perdón, y horas después, sin buscarlo, me enteré que existe esta representación, y muy importante, en Valladolid.
8) Al día siguiente, el viernes Santo, por la mañana, me pregunté que por qué no habían procesiones en Madrid al mediodía de este viernes. Pues fue al mediodía de un viernes de hace mas de 2000 años la muerte de Cristo. Minutos después de hacerme esa pregunta, mi madre me pidió que le acompañara a visitar alguna iglesia. Le acompañé a la iglesia de mi colegio de niño. Era el mediodía y descubrí que dentro de la iglesia estaban representando un vía crucis. Entendí qué es un vía crucis por primera vez. Era hermoso, la iglesia como a oscuras a excepción de 14 cruces iluminadas que representan los 14 momentos en relación a la Pasión y muerte de Cristo. Entendí que no hay procesiones en las calles a esas horas pues están dentro de las iglesias.
9) Al salir de esta iglesia acompañé a mi madre a hacer una tradición que ella nunca antes hizo y siempre quiso hacer: visitar 7 iglesias el viernes Santo. Pudimos ir a las 7 iglesias durante ese mediodía.
Me llamó la atención que en todas esas iglesias tenían unas majestuosas y bellísimas decoraciones para sencillamente un poco de pan y vino (recuerdo de la Santa Cena del Señor Jesús, recuerdo de su Amor a nosotros). Era emocionante observar toda esa belleza artística y simbólica.
10) Por la tarde me enteré que representaban, en teatro, La Pasión de Cristo, por las calles de un pueblo de Madrid: Carabañas. Me acompañó mi sobrina a este pueblo. Al llegar a Carabañas alguien nos dijo, como en secreto, cual era el mejor lugar para ver la representación. Así fue y en tal lugar nos situamos. Fue hermosa esta representación. Durante un buen rato éramos mi sobrina y yo los únicos que estábamos sentados. Y en relación a estar sentados, coincidió que los altavoces dijeron al momento, en una voz grabada que representaba la voz de Cristo: “SENTAOS”. Unos señores al lado nuestro, al momento, nos dijeron que éramos los únicos obedientes. Esta coincidencia nos alegró más.
11) En esta obra de teatro, habían bastantes altavoces distribuidos por encima de la gente. Y en el momento más especial, el de la resurrección, al parecer, sólo uno de ellos sonaba, y con mucho mayor volumen. Coincidió que en ese instante mi sobrina y yo estábamos justo debajo de este altavoz. Con lo cual dio mucho énfasis y emoción a este momento, que hasta mi sobrina, quien decía antes no estar interesada por temas de Dios, se interesó en conocer qué pasó a continuación de la resurrección en la Historia de Cristo.
12) Al día siguiente, el sábado Santo, por la noche, estaba con Guillermo y otro amigo (Josué) por los montes del espectacular parque natural de la Pedriza. Se me apagó sin querer la lámpara que llevábamos. Con lo cual, tuvimos que caminar a oscuras por los montes. Aún con la oscuridad se percibía algo la forma del camino y el perfil de los montes. Pedí oración pues dije que a pesar de lo hermoso que era todo alrededor era incapaz de sentirlo. Lo oramos, escuchamos una canción de alabanza y al instante sentí una intensa y viva emoción de percibir la belleza que nos rodeaba.
13) El siguiente día, domingo de resurrección, estábamos observando la preciosidad del paisaje de la Pedriza, y de pronto sentí y dije que no hay duda que Dios existe. Pues, dije a mis amigos allí, que es necesario que exista la idea de volar antes de existir las aves. O sea, si existe la idea antes, es porque procede de una mente, y esto es prueba de que Dios existe. Y al instante de decir esto: algo espectacular vimos: descubrimos que sobre nosotros volaba un majestuoso águila con un planeo que nunca antes recuerdo más bello. Este vuelo nos embelesó a todos. Emocionantísimo era ver volar al águila. En especial después de decir que Dios pensó el volar antes de crearlo.
14) Esa tarde, en la iglesia, por primera vez me enteré que los domingos son el día principal de reunirse con otros cristianos porque Cristo resucitó un domingo.
--------------
Conclusión: Todos los días son Santos y podemos resucitar a nuevos pensamientos. Hay motivo para emocionarse de la creación de Dios o lo que Él hace en nosotros. Y cuando no lo sintamos, tal vez puede ayudarnos una oración o canción. Y aunque no nos emocionemos Dios sigue estando y amándonos.
---
Oración: Altísimo, Todopoderoso, que nos emocionemos alegre y vivamente en tu voluntad cuando tú desees, a ser posible diariamente.