lunes, 10 de mayo de 2010

38) Encontrar a mi vecino en la iglesia.

9 de Mayo del 2010, Madrid.
Al finalizar la reunión en la iglesia a la que más asisto, Jesús de Oviedo dijo que tenía yo la cualidad de encontrarme de forma casual a determinadas personas.
(Cosa que sólo es para dar la Gloria a Dios).
Al momento, algo me decía que hablara y orara con un inglés que había allí, a quien no recordaba haberle visto antes. Él, llamado John, era la primera vez que venía a esta iglesia. Estuve entonces con él como unos diez minutos. Creo que fui el que más tiempo pasó con él de todas las personas en la Iglesia (más de cien).
Esta iglesia está un poco lejos de donde yo vivo, como a 7 kilómetros. En una ciudad con más de 1 millón de viviendas.
Poco antes de despedirme de John, oí que él decía que vivía por el metro de Menéndez Pelayo. Que es por donde yo vivo. Me llamó la atención que él vivía por allí. Entonces le pregunté si por casualidad él vivía en mi calle, pues le dije el nombre de mi calle. Sorprendido, me dijo que sí, entonces le pregunté si incluso vivía en el edificio de portal número 10 (donde yo vivo, cuyo edificio tiene 17 viviendas), y efectivamente, nos sorprendimos los dos, pues vivía en mi mismo portal, y le dije que si él vivía en el 1º Izquierda, y curiosamente, así era. (Él ya llevaba unos 7 meses viviendo allí).
Le dije entonces que yo quería escribir esta coincidencia en mi blog, de coincidencias, en internet. Por lo que él me pidió en ese momento mi correo en internet, pero se me olvidó dárselo. Al instante nos despedimos. Poco después me di cuenta, que al final no le di dicho correo.
Pero algo curioso ocurrió que facilitó poder solucionar ese olvido: Pues, horas después, el primer vecino que vi entrando al portal de mi edificio era precisamente él.
Con lo que pude darle dicho correo.
---------
Conclusión: Si hay algo que conviene que sepamos, Dios mueve las cosas para que lo sepamos. Y por tanto, toda la Gloria es para Él.
-----
Oración: Señor del Cielo, conforme a tu Voluntad, y para tu alegría, que muevas lo que tú quieras para que sepamos lo que quieres que sepamos. Y que no erremos por ignorancia. Amén.

1 comentario:

  1. Está chula la historia, llevo como dos horas de retraso en mi tiempo de estudio... Un abrazo y que Dios te bendiga:
    .
    Javi
    .

    ResponderEliminar